Si el placer es Pecado, yo vivo en la Gloria del Infierno.

Pecado es todo aquello prohibidamente placentero:

El Tacto del Pecado

.

.

Quod si vivere in delectatione est Peccātum gloria est infernum.

sábado, 6 de abril de 2013

Por una buena polla...

Creo que ya iba predispuesta a cualquier pequeño juego. Juego por decir algo. Digamos que se trataba de otra forma de pecar.
Cuando le vi, tuve esa sensación habitual de percibir mi cuerpo estremecerse y mis fuerzas flaquear. Sin demasiado tiempo a reaccionar, siendo sí, consciente de que él no era ajeno ni a mi sexo, ni a mi excitación ni a la palpitante humedad y aroma a hembra que atosigaban a mi caliente coño... 

Los músculos de mi vagina se cerraron al sentir su pene dentro de mí. Lo apreté en un movimiento involuntario como para no dejarlo salir, para hacerle sentirse preso de mí. Sentía sus empujones en el fondo de mi coño. Sabía cómo hacerme gozar, cómo dejarme con el latente impacto de un último aliento. Sabía cómo proporcionarme el más intenso de los placeres sin necesidad de sentir su cuerpo sobre el mío; bastaba el roce de su aliento, de su boca, la intensidad de su mirada... Apretaba mis pechos con su cuerpo y su lengua... Su lengua era tan dueña de la mía como esclava insumisa la mía de la suya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ver y sentir siempre es pecar... Y me encanta que lo hagas.

Bajo esta serpiente que abraza hallarás todas las PECAMINOSAS IMÁGENES que nos concede el Pecado.

Bajo esta serpiente que abraza hallarás todas las PECAMINOSAS IMÁGENES que nos concede el Pecado.
Deja que su Tacto encarne las pupilas de tus ojos.

.

.

Te acercarás despacio a mi espalda para hallarme bajo la sábana...

Te acercarás despacio a mi espalda para hallarme bajo la sábana...

En nombre de ti, de mí y del polvo que somos y en el polvo que echaremos. Amén.

En nombre de ti, de mí y del polvo que somos y en el polvo que echaremos. Amén.

Traza sobre mí arabescos con tus manos y tu lengua...

Traza sobre mí arabescos con tus manos y tu lengua...

Y marcaré sobre tu piel la señal de la putísima mujer.

Y marcaré sobre tu piel la señal de la putísima mujer.

La táctica del Pecado es enredarse hasta hacerte sucumbir.

La táctica del Pecado es enredarse hasta hacerte sucumbir.