Si el placer es Pecado, yo vivo en la Gloria del Infierno.

Pecado es todo aquello prohibidamente placentero:

El Tacto del Pecado

.

.

Quod si vivere in delectatione est Peccātum gloria est infernum.

domingo, 17 de noviembre de 2013

Fruta prohibida...

No sé... Se me ocurrió algo, tal vez no demasiado original, pero estaba segura de que podría gustarle. Ya lo había hecho con mi marido hacía algunos años, cuando por equis circunstancias tuvimos que mantenernos un par de meses separados. Sé que me echaba de menos. Nuestras sesiones de sexo virtual y telefónico nos habían permitido satisfacer nuestros propios deseos. No era igual que cara a cara pero, al menos, nos sentíamos más cerca. 

Soy como una hormiguita, así que lo guardo todo... Mis fotos estarían escondidas en alguna carpeta de mi ordenador personal, junto con las suyas de las que él había perdido todo interés. Lo importante era encontrarlas. Unas de nuestras fantasías... Éramos más jovenes y más atrevidos... (creo que yo he mejorado con el tiempo pero también sé que mi marido es un cofre de sorpresas). Las fotos también ayudaron.
Antes de que partiera, habíamos pasado la semana más fantástica que recuerdo _y han habido muchas_. Él tiene un buen amigo fotográfo y le habló de la idea. Qué decir tiene que al otro le encantó. No era algo que le pidieran habitualmente. Al principio me negué. No me parecía bien que alguien ajeno a mi marido pudiera verme desnuda, pero ambos terminaron por convencerme. Así que después de mucho buscar subcarpeta tras subcarpeta, las hallé. Elegí unas cuantas y se las fui enviando poco a poco. No quería enseñar más de lo necesario. No quería que mis fotos cayeran por error, o no, en manos ajenas.

No escribo nada. Sólo mando las fotos... Y espero la respuesta...


No recibí nada: ni mensaje ni llamada. Y tardé en mandar la siguiente imagen.


 ¡Coooño! ¡Buenas tetas me he comido! 


¡¡¡Huuu!!!

 
Tengo los huevos que me van a explotar y el pantalón me aprieta... Pero sólo necesito unos veinte minutos para llegar a casa y verás lo bien que mi polla se cuela entre tus tetas. ¡Menuda cubana!

Para entonces creo que yo estaba ya más excitada que él . Mi coño se había humedecido y mi braga, empapado.
Ya tarda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ver y sentir siempre es pecar... Y me encanta que lo hagas.

.

.

El Beso del Pecado

El Beso del Pecado
La táctica del Pecado es enredarse hasta hacerte sucumbir.