Si el placer es Pecado, yo vivo en la Gloria del Infierno.

Pecado es todo aquello prohibidamente placentero:

El Tacto del Pecado

.

.

Quod si vivere in delectatione est Peccātum gloria est infernum.

lunes, 9 de diciembre de 2013

Como una gata en celo...

- ¿Verdad que no es necesario que te diga a qué me apetece jugar ahora?
- Conozco tu juego ... Pero las reglas las pongo yo.

Cuando dice eso puedo ponerme a pensar cualquier cosa que, casi seguro, no me equivoque. Así, parezco una perra en celo mostrando el culo para que la monten. Le gusta dominar la situación y dominarme a mí, aunque sabe dónde están los límites -porque haberlos, ahílos-. Pero me gusta sentir su polla de macho llenar ese vacío de mi sexo, un vacío pequeño porque todavía tengo su leche en mi coño pero me sabe a poco. Hay días en los que parece que no encuentro satisfacción a mi apetito y necesito más... y más... y más...
Por que sí. Por que hay días en los que me siento muy puta; un putón caliente, una perra salida o una gata en celo que va frotándose por las paredes su sempiterno estado de excitación, dejando a la vista el placer que supone complacerle, poniéndome desnuda, a cuatro patas, delante de él y verme así de perra por él.
Ahí tiene mi culo, pidiendo, provocando, excitando, incitando, apremiando... animándole a fundirse entre mis nalgas y romperme el coño, chorreando y mojado de mí y de él... Ese coño de perra caliente porque él me hace sentir muy, muy puta... Y no sé controlarme... El deseo y el placer... Él y yo... Su polla y mi coño...

3 comentarios:

  1. me has leído el pensamiento jaja
    veo que la entrada tiene tiempo pero yo la traslado a mi ahora ..... y si asi es !

    ResponderEliminar
  2. Buenooo..... sin palabras. Eres increible eacribiendo

    ResponderEliminar
  3. Wuuuaaauuuuu que intensa esta entrada.

    Me encantó tambien ver tus comienzos.


    Besazos.

    ResponderEliminar

Ver y sentir siempre es pecar... Y me encanta que lo hagas.

Bajo esta serpiente que abraza hallarás todas las PECAMINOSAS IMÁGENES que nos concede el Pecado.

Bajo esta serpiente que abraza hallarás todas las PECAMINOSAS IMÁGENES que nos concede el Pecado.
Deja que su Tacto encarne las pupilas de tus ojos.

.

.

Te acercarás despacio a mi espalda para hallarme bajo la sábana...

Te acercarás despacio a mi espalda para hallarme bajo la sábana...

En nombre de ti, de mí y del polvo que somos y en el polvo que echaremos. Amén.

En nombre de ti, de mí y del polvo que somos y en el polvo que echaremos. Amén.

Traza sobre mí arabescos con tus manos y tu lengua...

Traza sobre mí arabescos con tus manos y tu lengua...

Y marcaré sobre tu piel la señal de la putísima mujer.

Y marcaré sobre tu piel la señal de la putísima mujer.

La táctica del Pecado es enredarse hasta hacerte sucumbir.

La táctica del Pecado es enredarse hasta hacerte sucumbir.