Si el placer es Pecado, yo vivo en la Gloria del Infierno.

Pecado es todo aquello prohibidamente placentero:

El Tacto del Pecado

.

.

Quod si vivere in delectatione est Peccātum gloria est infernum.

sábado, 4 de enero de 2014

Medio jaque a la dama...

Esta mañana el cartero me ha dejado un paquete. No era muy grande. Un sobre de esos de burbujas para proteger el contenido. No había remitente pero no faltaba ninguno de mis datos. Lo he abierto curiosa al no reconocer el interior al tacto. ¿Dentro? Una pieza del ajedrez. Es un trebejo de un material macizo que parece piedra. No sé...
Todo parece bastante cuidado, como muy al detalle, como si en realidad todo lo que estaba viendo tuviera un mensaje subliminal.
"El rey, sin duda, la pieza más importante del tablero y su captura, el único objetivo del juego. Su movimiento consiste en un escaque en horizontal, vertical o diagonal, mientras no esté bajo el ataque del adversario. Se le permite un movimiento especial llamado "enroque" con una de las torres con lo que se puede proteger deslizándolo horizontalmente varios pasos en caso de que no haya entre él y la torre, el caballo y el alfil... y el rey no esté en jaque."

Después de esta explicación, que no entendí porque no sé jugar al ajedrez, en esa nota manuscrita, a modo de titular, cinco palabras:

"PROTEGE SIEMPRE A TU REY"

He tenido que preguntarle, sobre el tema, a mi marido con cualquier excusa. El ajedrez es un juego de estrategias, un importante desarrollador mental y con tan complejas posibilidades que ni los grandes maestros son capaces de considerar todas las contingencias. El Rey simboliza al mismo jugador, es decir, la cabeza del ejército y su valor en la partida es infinito, por encima de la Reina. Deduje que todas las piezas están sometidas a la voluntad del rey al fin de protegerlo aún a costa de su muerte. Sobreentendí que yo podría ser la dama, la que tiene todos los movimientos posibles y la que más lo protege. La dama, en su sacrificio pasivo, está al servicio del rey. Pero, si aparece una dama contraria, y se postra ante él, jaque al rey, jaque mate.



He llegado a la conclusión de que el ajedrez es el mayor juego de dominación y sacrificio porque, según he entendido, hay incluso una jugada que se llama "la clavada", consistente en que una  pieza que ataca a otra no puede ser movida o no es conveniente moverla porque, si se hace esto, resulta en un jaque o en una captura ventajosa para la pieza que ataca.

Y como sinopsis, ¿he de de aprender a ser la dama del juego? Pero, ¿qué dama? ¿La del mismo color o la que le plantee el jaque? Él, y sé que hablo de Pablo, me quiere en su bando, está claro. 
Y, ¿yo? 
¿Me vestiré de negro o de blanco?

9 comentarios:

  1. Entrada muy bién hecha. Algo muy sério. Eljuego de ajedrez (Xadrez en Português) es algo de una completa complexidad. Pienso yo que la pieza más importante es la Reina. La que se mueve por todos los lados y qe tiene más fuerza. Siempre fué así.
    La Reina siempre fué la más poderosa. La más fuerte que somete a todas otras piezas.
    La História nos dice eso. Fué una Reina española Carlota Joaquina de Bourbon que hizo con que el Rey Don João VI tomase el cambio del reino de Portugal para Brasil....
    Todas las reinas de la história europeia tienen grande encanto y decisión.
    Por lo tanto PuramenteInfiel, sos una Reina...
    Linda entrada!

    ResponderEliminar
  2. da igual el color del vestido... mi consejo es que juegues tu propia partida.

    El Extraterrestre.

    ResponderEliminar
  3. Un placer leerte.
    Un placer conocerte.

    Gracias, muchas gracias por tus palabras en mi blog, hoy me vienen mejor que nunca. Gracias por, sin conocerme, haberme dado una caricia en un momento tan doloroso.

    Gracias.
    Te sigo :)

    ResponderEliminar
  4. ¡Ay, extraterreste! Si no fuera porque me gustan las estrellas... Siempre juego mi partida, incluso cuando parece que no entiendo el juego;)
    Besos de Pecado...

    ResponderEliminar
  5. "Protege siempre a tu Rey", pues sin el Rey, se acaba el juego.
    Única pieza no prescindible en el tablero, es cierto, pero detrás de cada Rey, siempre hay una Reina que vela por él, y no, creo yo, por el simple egoísmo de que la partida continúe, sino porque ese es su deseo y voluntad.
    Como muchas veces en la vida real, el Rey (o el gobernante, o el político, o el padre de familia, o el hombre en una relación), el Rey es la cabeza visible, el símbolo del poder, el centro de la acción… aunque si nos fijamos, como en la vida real, es la pieza más vulnerable de todas, la que (si, exceptuando el enroque, que al fin y a la postre no es más que una huida de los problemas) posee movimientos más lentos, menos importantes, menos decisivos…
    Se podría decir que el Rey existe única y exclusivamente para que todas las demás piezas le protejan, se sacrifiquen por él. ¿Es ese su poder? ¿Es esa su importancia?.
    Si es así, lady PI, vuelvo a estar de acuerdo con usted una vez más, y considero al ajedrez como una fiel alegoría de una relación de dominación y sacrificio, pues al igual que en una relación D/s, el poder del Dominante no emana de él, sino de la entrega de su sumisa y de los sacrificios que ella esté dispuesta a hacer por él, y al igual que en el ajedrez, la verdadera sumisa esta siempre dispuesta a “proteger a su Rey”, pues su Rey, o en este caso, su Dueño, es la esencia de su vida.
    Y que nadie me tache de machista, pues todo esto que he comentado se puede aplicar perfectamente a una relación Ama/sumiso…
    Es más, si quiere, inventaremos un nuevo ajedrez donde la pieza principal sea la Reina, pero eso si… entonces tendríamos que limitar sus movimientos… ¿está dispuesta a arriesgarse? :- )
    Así que, al final, lady PI, ¿Qué más da que vista de blanco o de negro?. El hábito, mi querida amiga, no hace al monje, y lo que de verdad importa, es la mujer que hay dentro de la Reina, no el color de sus ropajes…
    Besos desde la mansión, milady.
    Confío en que haya usted sido muy buena y que Sus Majestades, los REYES magos, le traigan muchas cosas.
    Yo, me temo, que un año más, solo recibiré carbón… aunque quien sabe, quizás este año también me dejen un juego de ajedrez… aunque a mí, lo que de verdad me gusta, es jugar a las damas….

    Sayiid.

    ResponderEliminar
  6. UN JUEGO QUE SIEMPRE ME HA APASIONADO, DESPUES DEL REY LA DAMA ES LA PIEZA MAS IMPORTANTE Y HAY UN METODO PARA PODER TENER VARIAS DAMAS EN EL DAMERO...
    UN BESAZO PURAMENTEINFIEL!!!

    ResponderEliminar
  7. increiblemente morboso

    ResponderEliminar
  8. Lo verdaderamente importante del "juego" del ajedrez... es que, un "simple" peón, puede ganar la partida



    ...esto lo saben perfectamente los mejores y mas grandes maestros de todos los tiempos en esta disciplina. Por eso no valoran una figura más que otra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo no soy ni siquiera aprendiz pero sí, cierto, sobre un tablero todo importamos. Lo que pasa que aquí hablo metafóricamente y me venía al pelo lo de la dama y el rey.
      Gracias por venir. Es un placer tenerte aquí. Ven siempre que te apetezca y mil gracias por tu colaboración y por dedicarme las palabras y tu tiempo.
      Besos de Pecado.

      Eliminar

Ver y sentir siempre es pecar... Y me encanta que lo hagas.

.

.

El Beso del Pecado

El Beso del Pecado
La táctica del Pecado es enredarse hasta hacerte sucumbir.