Si el placer es Pecado, yo vivo en la Gloria del Infierno.

Pecado es todo aquello prohibidamente placentero:

El Tacto del Pecado

.

.

Quod si vivere in delectatione est Peccātum gloria est infernum.

domingo, 12 de enero de 2014

Peccātumlaciones...

Algunos de los preceptos que debes cumplir:

Debes renacer en mis pechos, 
sobrevivir entre mis piernas...
... y guarecerte en mi coño.
Este será tu albor y tu sentido... 
Tu predestinado Pecado.


5 comentarios:

  1. NADIE PROTESTARÍA CUMPLIR ESOS PRECEPTOS.
    NI QUE ESTUVIERAN LOCOS.
    UN BESAZO PURAMENTEINFIEL!!!

    ResponderEliminar
  2. Bueno... estoy listo a cumplir esos preceptos... Estoy listo y puedo cumplir de inmediato.
    Basta llamarme......
    Miles de pecaminosos besos.....

    ResponderEliminar
  3. Contra todo puede uno luchar y rebelarse... excepto contra su destino, pues como decía Jean De La Fontaine: "A menudo encontramos nuestro destino por los caminos que tomamos para evitarlo."
    Sea, pues, lo que el destino nos destine.

    ResponderEliminar
  4. En el arte de la guerra se dice que los buenos guerreros hacen que los adversarios vengan a ellos, y de ningún modo se dejan atraer fuera de su fortaleza. Está claro que muchos capitularan "dentro de tu fortaleza" Saludos del Náufrago.

    ResponderEliminar

Ver y sentir siempre es pecar... Y me encanta que lo hagas.

Bajo esta serpiente que abraza hallarás todas las PECAMINOSAS IMÁGENES que nos concede el Pecado.

Bajo esta serpiente que abraza hallarás todas las PECAMINOSAS IMÁGENES que nos concede el Pecado.
Deja que su Tacto encarne las pupilas de tus ojos.

.

.

Te acercarás despacio a mi espalda para hallarme bajo la sábana...

Te acercarás despacio a mi espalda para hallarme bajo la sábana...

En nombre de ti, de mí y del polvo que somos y en el polvo que echaremos. Amén.

En nombre de ti, de mí y del polvo que somos y en el polvo que echaremos. Amén.

Traza sobre mí arabescos con tus manos y tu lengua...

Traza sobre mí arabescos con tus manos y tu lengua...

Y marcaré sobre tu piel la señal de la putísima mujer.

Y marcaré sobre tu piel la señal de la putísima mujer.

La táctica del Pecado es enredarse hasta hacerte sucumbir.

La táctica del Pecado es enredarse hasta hacerte sucumbir.