Si el placer es Pecado, yo vivo en la Gloria del Infierno.

Pecado es todo aquello prohibidamente placentero:

El Tacto del Pecado

.

.

Quod si vivere in delectatione est Peccātum gloria est infernum.

viernes, 17 de enero de 2014

Susurros que advierten...

- ¡Que hija de tu madre eres! -exclamó Lucas a mi oído mientras nuestras respectivas parejas hablaban animadamente a nuestro lado, mientras todos disfrutábamos de una copa a aquellas horas de la noche.
- ¿Y eso? -le pregunté, sabiendo a qué se refería.
- ¿Tú sabes cómo me has dejado las piernas? ¡Parece que un tigre se haya afilado las uñas en ellas!
Le miré entre irónica y divertida y, sobre todo, satisfecha. Miré a mi marido. Seguía contándole algo a Marina y ésta se mostraba, aparentemente, muy interesada en lo que le decía. 
- Así sabrás a quién pones en tu cama...

- Te aseguro que la próxima vez te ataré de pies y manos... No podrás hacer nada... -concluyó, separándose un poco más para salvar aquellos dos pasos que le separaban de Nacho. Pero me sorprendió que retrocediera para proseguir. -Y tal vez merezcas algún que otro azote.

Después reinventó sus pasos y se sumó a aquella conversación.  Ante mis ojos se presentaron varias imágenes y, de entrada, no me sonaban demasiado extrañas.

Me quedé con las ganas de preguntarle, un poco en plan chulesco y altivo, "¿cuántos? ¿Tú y cuántos más?". Pero me abstuve. Primero, porque ya no seguíamos la conversación y segundo, porque no fuera a ser que los sueños se cumplan(click)... y aquél misterioso y dominante hombre de noches anteriores acabara siendo él, porque aquéllo sonaba a una liviana advertencia. 

Lo observé desde mi corta distancia. Me imaginaba aquellas marcas mías en su piel debajo de aquel pantalón... Y sí, debía de escocer lo suyo... Ya lo sabía... Sonreí. 

Atrás...

3 comentarios:

  1. hermoso blog tentadoras imágenes...hemmm leí la entrada al parecer me perdí de algo interesante...saludos

    ResponderEliminar
  2. Esas marcas, mi querida gatita (unas veces sumisa y tontorrona, otras sádica y vengativa…), esas marcas, como le decía, no son sino la constancia de que queda aún mucho trabajo por hacer, de que la tarea de su sometimiento no ha hecho más que empezar, y que queda un largo y placentero camino por recorrer.
    Esas marcas son la constancia de que ese camino será delicioso y entretenido, pues… ¿qué placer puede causarle al cazador avezado cazar un animal ya domesticado?. No, mi querida amiga, no…, la emoción está en cazar, someter y domeñar a la pieza que bufa y se defiende, al animal salvaje que mantiene el brillo de la libertad en sus ojos, a la hembra salvaje que piensa, erróneamente, que aún es ella la que controla su destino…
    Feliz velada, lady PI… y recuerde, lo mejor para los arañazos de gata, es el Betadine.
    Se lo dice un experto en gatas.

    ResponderEliminar
  3. MARCAS QUE SON LA PRUEBA DE LO OCURRIDO ANTERIORMENTE... QUE LE DUELA, JEJEJEJE...
    UN BESAZO PURAMENTEINFIEL!!!

    ResponderEliminar

Ver y sentir siempre es pecar... Y me encanta que lo hagas.

Bajo esta serpiente que abraza hallarás todas las PECAMINOSAS IMÁGENES que nos concede el Pecado.

Bajo esta serpiente que abraza hallarás todas las PECAMINOSAS IMÁGENES que nos concede el Pecado.
Deja que su Tacto encarne las pupilas de tus ojos.

.

.

Te acercarás despacio a mi espalda para hallarme bajo la sábana...

Te acercarás despacio a mi espalda para hallarme bajo la sábana...

En nombre de ti, de mí y del polvo que somos y en el polvo que echaremos. Amén.

En nombre de ti, de mí y del polvo que somos y en el polvo que echaremos. Amén.

Traza sobre mí arabescos con tus manos y tu lengua...

Traza sobre mí arabescos con tus manos y tu lengua...

Y marcaré sobre tu piel la señal de la putísima mujer.

Y marcaré sobre tu piel la señal de la putísima mujer.

La táctica del Pecado es enredarse hasta hacerte sucumbir.

La táctica del Pecado es enredarse hasta hacerte sucumbir.