Si el placer es Pecado, yo vivo en la Gloria del Infierno.

Pecado es todo aquello prohibidamente placentero:

El Tacto del Pecado

.

.

Quod si vivere in delectatione est Peccātum gloria est infernum.

sábado, 22 de febrero de 2014

Cerrado por ausencia del Jefe...
(El protocolo no prevé sustituto ya que quien manda, manda).

6 comentarios:

  1. Tengo yo una ganzúa que..., en un momento dado...
    Pero vamos, no se lo digas al jefe, no sea que luego no funcione y para qué preocuparle...

    Le diría que feliz día, pero viendo todo tan cerrado, no se yo si va a ser posible :-)

    PD: Voy a mirar en youtube a ver si encuentro un curso de cerrajero.

    ResponderEliminar
  2. El que se ha ganado mandar, pues a ello! jejejeje

    Besitos, cielo.

    ResponderEliminar
  3. JEJEJEJE,,, PUES HAY QUE LLAMAR A UN CERRAJERO.
    UN BESAZO PURAMENTEINFIEL!!!

    ResponderEliminar
  4. Yo pensé que debe de valer mucho ese tesoro porque para tenerlo bajo tres llaves... Nada más y una menos... Uno no se suele asegurar tanto... Pero, vamos, yo no digo ni mú por si las moscas...

    ResponderEliminar
  5. Si lo cerró el jefe poco más puedo decir.... Debe de ser un tesoro muy valioso....

    Muchos besinos.

    ResponderEliminar

Ver y sentir siempre es pecar... Y me encanta que lo hagas.

Bajo esta serpiente que abraza hallarás todas las PECAMINOSAS IMÁGENES que nos concede el Pecado.

Bajo esta serpiente que abraza hallarás todas las PECAMINOSAS IMÁGENES que nos concede el Pecado.
Deja que su Tacto encarne las pupilas de tus ojos.

.

.

Te acercarás despacio a mi espalda para hallarme bajo la sábana...

Te acercarás despacio a mi espalda para hallarme bajo la sábana...

En nombre de ti, de mí y del polvo que somos y en el polvo que echaremos. Amén.

En nombre de ti, de mí y del polvo que somos y en el polvo que echaremos. Amén.

Traza sobre mí arabescos con tus manos y tu lengua...

Traza sobre mí arabescos con tus manos y tu lengua...

Y marcaré sobre tu piel la señal de la putísima mujer.

Y marcaré sobre tu piel la señal de la putísima mujer.

La táctica del Pecado es enredarse hasta hacerte sucumbir.

La táctica del Pecado es enredarse hasta hacerte sucumbir.