Si el placer es Pecado, yo vivo en la Gloria del Infierno.

Pecado es todo aquello prohibidamente placentero:

El Tacto del Pecado

.

.

Quod si vivere in delectatione est Peccātum gloria est infernum.

jueves, 20 de febrero de 2014

El Pecado...

Aparta de mí este cáliz ...
Pero que no se haga mi voluntad, sino la Suya.




Yo soy su olivo y ella la zarza que descarna mi carne viva, 
enciende mi fuego y cautiva mi alma,
desgranando cada gota de mi esencia en el recinto tibio de su cuerpo
 o en los calientes y oscuros túneles donde a menudo puedo hallar la resurrección de mi muerte, 
buscada, con agravante de responsabilidad, con traición y sobreseguro...
Con gula entre sus piernas, con avaricia y envidia de más, como si le hiciera falta; 
con la pereza de tener que pararse para coger aire, con la ira que supone perderse en lo de siempre 
y con la soberbia que le da saber lo que quiere sin vergüenza, 
con la vanidad que se otorga sabiéndose buena... 
Sin sus vicios... Sin su lujuria manando de todos los poros de su piel...
Yo soy nada...
El Pecado

4 comentarios:

  1. PERO SI NADIE ESTÁ LIBRE DE PECADO, CON LO DIVERTIDO Y PLACENTERO QUE ES PECAR.
    UN BESAZO PURAMENTEINFIEL!!!

    ResponderEliminar
  2. Hermoso pecado... creo que todo el mundo cae en la tentación y sin remordimientos... Bueno para el cuerpo y el alma....

    Muchos besinos.

    ResponderEliminar
  3. No se podrían fundir mejor los siete pecados en EL PECADO.
    Esto es pecar mucho, y además, bien.
    Felices pecados capitales

    ResponderEliminar

Ver y sentir siempre es pecar... Y me encanta que lo hagas.

Bajo esta serpiente que abraza hallarás todas las PECAMINOSAS IMÁGENES que nos concede el Pecado.

Bajo esta serpiente que abraza hallarás todas las PECAMINOSAS IMÁGENES que nos concede el Pecado.
Deja que su Tacto encarne las pupilas de tus ojos.

.

.

Te acercarás despacio a mi espalda para hallarme bajo la sábana...

Te acercarás despacio a mi espalda para hallarme bajo la sábana...

En nombre de ti, de mí y del polvo que somos y en el polvo que echaremos. Amén.

En nombre de ti, de mí y del polvo que somos y en el polvo que echaremos. Amén.

Traza sobre mí arabescos con tus manos y tu lengua...

Traza sobre mí arabescos con tus manos y tu lengua...

Y marcaré sobre tu piel la señal de la putísima mujer.

Y marcaré sobre tu piel la señal de la putísima mujer.

La táctica del Pecado es enredarse hasta hacerte sucumbir.

La táctica del Pecado es enredarse hasta hacerte sucumbir.