Si el placer es Pecado, yo vivo en la Gloria del Infierno.

Pecado es todo aquello prohibidamente placentero:

El Tacto del Pecado

.

.

Quod si vivere in delectatione est Peccātum gloria est infernum.

martes, 4 de febrero de 2014

Llénate de mí...

Llénate de mí. 
Ansíame, agótame, viérteme, sacrifícame. 

Pídeme.
Recógeme, contiéneme, ocúltame. 
Quiero ser de alguien, quiero ser tuyo, es tu hora.
Soy el que pasó saltando sobre las cosas, 
el fugante, el doliente. 


Pero siento tu hora, 
la hora de que mi vida gotee sobre tu alma, 
la hora de las ternuras que no derramé nunca, 

la hora de los silencios que no tienen palabras, 

tu hora, alba de sangre que me nutrió de angustias, 

tu hora, medianoche que me fue solitaria. 
Libértame de mí. Quiero salir de mi alma. 
Yo soy esto que gime, esto que arde, esto que sufre. 
Yo soy esto que ataca, esto que aúlla, esto que canta. 
No, no quiero ser esto. 

Ayúdame a romper estas puertas inmensas. 

Con tus hombros de seda desentierra estas anclas. 

Así crucificaron mi dolor una tarde. 


Quiero no tener límites y alzarme hacia aquel astro. 
Mi corazón no debe callar hoy o mañana. 

Debe participar de lo que toca, 

debe ser de metales, de raíces, de alas. 

No puedo ser la piedra que se alza y que no vuelve, 

no puedo ser la sombra que se deshace y pasa. 

No, no puede ser, no puede ser, no puede ser. 

Entonces gritaría, lloraría, gemiría. 

 No puede ser, no puede ser. 
¿Quién iba a romper esta vibración de mis alas? 
¿Quién iba a exterminarme? ¿Qué designio? ¿Qué palabra? 
No puede ser, no puede ser, no puede ser. 

Libértame de mí. Quiero salir de mi alma. 

Porque tú eres mi ruta. Te forjé en lucha viva. 
De mi pelea oscura contra mí mismo, fuiste. 

Tienes de mí ese sello de avidez no saciada. 

Desde que yo los miro tus ojos son más tristes. 

Vamos juntos. Rompamos este camino juntos. 

¿Ser? La ruta tuya. Pasa. Déjame irme. 
Ansíame, agótame, viérteme, sacrificarme. 

Haz tambalear los cercos de mis últimos límites. 
Y que yo pueda, al fin, correr en fuga loca, 
inundando las tierras como un río terrible, 
desatando estos nudos,

¡ah, Dios mío, estos nudos!, 
destrozando,
 quemando, arrasando 
como una lava loca lo que existe;
correr fuera de mi mismo, perdidamente,
 
libre de m
í, curiosamente libre. 
¡Irme, Dios mío, irme!

Pablo Neruda 



Es un texto que ensalza el deseo de libertad, libertad para amar, del deseo de no temer ante lo que nuestro cuerpo y nuestra alma nos solicitan; amar sin temores, sin miedos, sin juicios ni prejuicios, sin por qués… Amar por el mero hecho de amar y de sentir auténtico placer en el hecho de hacerlo. 
                                                                                                                  
  Recursos Ajenos

11 comentarios:

  1. Creo que me he copiado del arte de Sayiid, pero hace tiempo que aprendí que sólo hay que copiar de los que hacen bien las cosas, que no hay que tener miedo a copiar. Si lo hacen los grandes, por qué no hacerlo los pequeños.
    PuramenteInfiel.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo con el comentario. El relato es absolutamente genial... y bien caliente ese canto.

    En cuanto a la imagen del hombre con el sibari ufffffffffffff mortal, te la robo.

    Besotes

    ResponderEliminar
  3. No se si te has copiado del arte de sayiid como dices o no, solo se que lo has bordado, Neruda es un dios sabio para mi, pase mucho tiempo leyendolo y no lograba comprender sus letras, pero un dia de pronto todo lo que leia iba recobrando sentido y logre comprenderle, ahora me encanta

    besosss

    ResponderEliminar
  4. Delicioso Neruda. Cuánto erotismo en sus versos!
    y delicioso tu comentario ...amar sin temores, sin miedos, sin juicios ni prejuicios, sin por qués...
    Ese placer que se siente al amar es lo que nos engancha y hace del amor una droga tan adictiva.

    Besos...

    ResponderEliminar
  5. UN PRECIOSO, SENSUAL Y MUY ERÓTICO POEMA DEL GRAN NERUDA.
    Y ES QUE HAY QUE DISFRUTAR DEL AMOR.
    UN BESAZO PURAMENTEINFIEL!!!

    ResponderEliminar
  6. Con público como vosotros da gusto escribir ;-)
    Besos de Pecado.

    ResponderEliminar
  7. ¿El cazador cazado?...
    Quiero decir... ¿el copiador copiado?
    Vuestra perversión no tiene límites, lady PI :-)
    Hermosa composición, y hermoso, sensual y erótico el verso de Neruda, maestro en el arte de explicar los sentimientos más complejos de definir.
    Don Pablo, al que siempre he admirado, pero que esta noche, y sin que sirva de precedente, he de odiar un poco, pues por su maravillosa culpa, nos hemos visto privados de vuestras siempre sabias y sensuales palabras, milady...
    Porque entre vos y yo existe una gran diferencia, mi buena amiga...
    Yo copio para que la gente, como bien dice lady adis, relea y reviva de nuevo pensamientos, frases, locuciones y versos que, al pasar del tiempo, cambian, como hemos cambiado nosotros, y adquieren un significado especial, sensual y estimulante que antaño no percibimos, o no estábamos preparados para percibir...
    Si, lo confieso, yo copio para eso, pero sobre todo, mi querida PI, yo copio porque carezco del arte de saber escribir, de saber expresar y hacer vivir a los demás lo que yo siento...
    Por eso, mi buena amiga, lo que habéis hecho vos esta noche es un pecado, un pecado mortal de necesidad, y no de los agradables pecados a los que nos tenéis acostumbrados. Pecado, si, aunque, por supuesto, perdonable, dado que nos habéis regalado algo bello, sensual y hermoso, si bien para ello nos hayáis privado de vuestra habitual maestría y sensualidad con las letras..
    Os lo perdono, sí, porque os aprecio, milady, pero a cambio espero mucho más de vos :-)

    Un beso, mí querida amiga, y gracias, una vez más, por traernos al maestro Neruda a vuestra morada.
    Seguro que se sentirá muy satisfecho de estar aquí. :-)

    ResponderEliminar
  8. No, si ya digo yo que no hay que dejar de hacer las cosas que uno siempre hace. A veces, se arriesga a meterse en berenjenales y no salir del todo bien parado... Bueno, a veces las musas me juegan estas pasadas y el dios Destino está en la puerta con la escoba en la mano... Ya vuelvo a mis andadas que veo que se me da mucho mejor...
    Y no me abronque, Sayiid... Yo me confieso... Por mi culpa, por mi gran culpa... Hago acto de contrición... sobre todo ante vos (sin que sirva de precedente).
    Besos de Pecado.

    ResponderEliminar
  9. Así me gusta, lady PI, contrita y arrepentida.
    Y encima agradecida...
    No, si al final vamos a hacer de vos una estupenda sumisa..., y eso que yo ya lo daba por imposible eh? ;-)

    En serio ahora milady. Nunca me permitiría abroncarla, y mucho menos en su propia casa.
    Es sólo que, puestos a elegir, prefiero sus sensuales historias a los poemas de Neruda..., y por favor, que Neruda no me lo tenga en cuenta y se vengue cruelmente de mi :-)
    Aunque se que el lo entenderá, pues el también era hombre...

    Besos sin broncas desde la mansión, milady.

    ResponderEliminar
  10. ¿Hacerme sumisa yo? ¿Lo ha soñado usted, caballero? ;-) Por que no lo tengo yo tan claro... Pero si hubiera sido hombre, sería ya capitán general por lo menos... Claro, que siempre hay alguien por arriba que te hace callar... Pero, vamos, D. Sayiid, yo creo que no me verá en sus mazmorras ;-) Muah.

    ResponderEliminar
  11. Como ya le he dicho muchas veces, quien no sueña, carece de ilusiones, milady.
    Y yo siempre he sido muy soñador...
    Y fíjese que no renuncio a verla pasearse por mis lúgubres mazmorras..., aunque probablemente no este usted de rodillas, sino fusta en mano. Y es que en mi mansión hay sitio para todos: Amos, Amas, sumisos y sumisas..., sin olvidarnos de l@s switch.
    Así que, como dice el refrán, nunca diga "de este agua no beberé", o "este cura no es mi padre", por lo que pudiera pasar :-)
    Húmedos besos desde la mansión (por la humedad reinante en las mazmorras, se entiende...)

    ResponderEliminar

Ver y sentir siempre es pecar... Y me encanta que lo hagas.

Bajo esta serpiente que abraza hallarás todas las PECAMINOSAS IMÁGENES que nos concede el Pecado.

Bajo esta serpiente que abraza hallarás todas las PECAMINOSAS IMÁGENES que nos concede el Pecado.
Deja que su Tacto encarne las pupilas de tus ojos.

.

.

Te acercarás despacio a mi espalda para hallarme bajo la sábana...

Te acercarás despacio a mi espalda para hallarme bajo la sábana...

En nombre de ti, de mí y del polvo que somos y en el polvo que echaremos. Amén.

En nombre de ti, de mí y del polvo que somos y en el polvo que echaremos. Amén.

Traza sobre mí arabescos con tus manos y tu lengua...

Traza sobre mí arabescos con tus manos y tu lengua...

Y marcaré sobre tu piel la señal de la putísima mujer.

Y marcaré sobre tu piel la señal de la putísima mujer.

La táctica del Pecado es enredarse hasta hacerte sucumbir.

La táctica del Pecado es enredarse hasta hacerte sucumbir.