Si el placer es Pecado, yo vivo en la Gloria del Infierno.

Pecado es todo aquello prohibidamente placentero:

El Tacto del Pecado

.

.

Quod si vivere in delectatione est Peccātum gloria est infernum.

viernes, 28 de febrero de 2014

Nacimos para ser libres,
no para ser perfectos
y menos ante los velados ojos de los demás
y aquellas retrógradas y cerradas mentes
 ante libertades que no se quieren respetar.
Hay tanto que aprender... Tanto que callar...
Tanto que escuchar... Tan poco que juzgar...
 Y tanto que respetar.
A veces nos cuesta mucho comprender porque extremamos todos los conceptos... Pero los conceptos son algo superficial y personal.
No es importante comprender. 
Es imprescindible RESPETAR.

9 comentarios:

  1. Coincido totaalmente contigo,
    en el amor y el sexo no hay
    barreras que impida estar
    con quien nos haga sentir
    bien vale el sexo que sea.
    Y respeto se merecen son
    personas como cualquier otra.
    Mis felicitaciones por el texto
    y hermosas imágenes..

    Lindo fin de semana.

    ResponderEliminar
  2. Me gusta esta entrada. Yo soy de los que pienso que la perfección es un error.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. No puedo estar más de acuerdo con tus palabras, que equivocados están aquellos que miran por encima del hombro por creer que son perfectos.... La caída, porque caerán, será tremenda!!

    El mundo funcionaria mejor si todos respetásemos al prójimo...

    Muchos besinos!!

    ResponderEliminar
  4. Voilà el secreto: RESPETAR la libertad de los demás.
    Sin juzgar, y aun sin intentar comprender.
    ¿Es tan difícil?
    Por lo visto, sí.
    ¿La Perfección? No existe tal cosa, pues ninguna PERCEPCION es real ni objetiva (ni la propia, ésta menos que ninguna), todo está distorsionado por el color de las lentes de nuestros prejuicios.
    Como siempre, tus palabras, bordadas.
    Besos respetuosos

    ResponderEliminar
  5. TIENES MUCHA RAZÓN, SOBRE TODO HAY QUE RESPETAR A LOS DEMÁS.
    NO JUZGUEMOS Y NO SEREMOS JUZGADOS.
    UN BESAZO PURAMENTEINFIEL!!!

    ResponderEliminar
  6. Lo hermoso de lo imperfecto, ante todo el respeto y la tolerancia, si algo no te gusta o no estás de acuerdo tienes libre albedrío para decidir, pero también la otra parte y sólo es aplicar esos dos conceptos, bendito pecado que te hace vivir en el paraíso.

    Gracias por tu visita y comentario, reconozco éste espacio, estoy segura de haber pasado por aquí, seguimos en contacto.

    Un beso Puramente Infiel, bello fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Ame. Gracias por tu visita. Sí, es posible que hayas venido. A mí me pasa lo mismo. Voy de aquí para allá sin detenerme demasiado y un día, zass! Sí yo ya he estado aquí. Bienvenida seas.
      Buen fin de semana también para ti.
      Besos de Pecado.

      Eliminar
  7. Me olvidé, las plumillas son una verdadera belleza, me provocan libertad y sosiego.
    Otro beso

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias a todos por vuestros comentarios. Sabéis que los agradezco infinitamente. Y más me agradada saber que lo que escribo os gusta en mayor o menor medida. Yo aprendo cada día un poco de cada uno de vosotros. Me doy cuenta en determinados momentos de mis escritos.
    Besos a todos de Puro Pecado.

    ResponderEliminar

Ver y sentir siempre es pecar... Y me encanta que lo hagas.

Bajo esta serpiente que abraza hallarás todas las PECAMINOSAS IMÁGENES que nos concede el Pecado.

Bajo esta serpiente que abraza hallarás todas las PECAMINOSAS IMÁGENES que nos concede el Pecado.
Deja que su Tacto encarne las pupilas de tus ojos.

.

.

Te acercarás despacio a mi espalda para hallarme bajo la sábana...

Te acercarás despacio a mi espalda para hallarme bajo la sábana...

En nombre de ti, de mí y del polvo que somos y en el polvo que echaremos. Amén.

En nombre de ti, de mí y del polvo que somos y en el polvo que echaremos. Amén.

Traza sobre mí arabescos con tus manos y tu lengua...

Traza sobre mí arabescos con tus manos y tu lengua...

Y marcaré sobre tu piel la señal de la putísima mujer.

Y marcaré sobre tu piel la señal de la putísima mujer.

La táctica del Pecado es enredarse hasta hacerte sucumbir.

La táctica del Pecado es enredarse hasta hacerte sucumbir.