Si el placer es Pecado, yo vivo en la Gloria del Infierno.

Pecado es todo aquello prohibidamente placentero:

El Tacto del Pecado

.

.

Quod si vivere in delectatione est Peccātum gloria est infernum.

jueves, 16 de octubre de 2014

Lobo de Tacto Nocturno...

Te acercas insolente, protegido entre las sombras de las noches, desviando tus claras intenciones bajo el tema de una sonrisa, pero sé que solo quieres una cosa: follarme. Es tan clara tu oscuridad que te delata y ennoblece. Vienes a mí como si todas las huellas, todos los rastros perseguidos encaminasen a mi sexo. Como un perro rabioso, la boca se te hace espuma mientras te aproximas. Quieres lamerlo y relamerte, comértelo y paladearlo, saborearlo y degustarlo, disfrutar, poseer y utilizar, gozar, deleitarte de mi coño como de la mejor de tus presas en la mejor de tus cacerías; hartar tu sed con mi lluvia, saciar tu hambre con mi carne.

Sin palabras porque las palabras están carentes de sentido, huérfanas y vaciadas. Ni siquiera han sido utilizadas para llegar hasta mí. Tan abandonadas que no sabes si las serviste para atraerme o las empleé para conducirte hasta el cruce de mis piernas.
 
Ahora me tienes ante ti. No como tú quieres porque tú me deseas desnuda, en imagen de carne y hueso, en sentimientos descarnados en hálitos, olores y emanaciones;  con mi sexo, dominante y consentido, ese que tanto has detallado entre tus dedos, tu boca y tu libídine… en perfecta combinación de rectas y curvas, de luces y sombras, ofrecido ante ti, bautizado y embebido, sacralizado en Pecado.
Y sé que te apetezco, que me quieres solo para follar, sí follar… sabiendo que no sabes que he dejado que seas tú quien pise mis pasos, quien alce la cabeza ante los pilares no acerbos que contienen mis bocas vellidas  mientras te postras ante mí que no soy ni diosa ni mártir ni virgen.

Y después, consumados los pecados, conculcados los sentidos, te olvidaré y me olvidarás, te negaré y me negarás, con o sin lunas, sí o sí con noches confundidas y, como lobo solitario de patas plateadas, penetrarás en los abismos de otra alma. Otra alma que se ofrecerá… U otra alma ante la que te ofrecerás. Tal vez sin saber por qué... Tal vez, de nuevo, sin palabras... Eres lobo que sigue su camino hasta llegar a su destino, pero no olvides que yo no soy como Caperucita: obediente, dulce y gobernable. Y tus aullidos... Tus aullidos son mi soberbia. 


Hay  una  acepción de lobo que hace referencia a un hombre sensualmente atractivo.

16 comentarios:

  1. Impecable... me encantó "esta" Caperucita... baci baci.

    ResponderEliminar
  2. mm me encanta caperucita jajaj, tan morenita con su capita roja...
    el deseo se funde en dos cuerpos , aunque cada uno luego tome su camino
    que pecado mas dulce ...

    Besitos niña hoy de pecado va ... muacksss

    ResponderEliminar
  3. En muchísimas ocasiones las palabras dejan de servir, de ser útiles, y es entonces que las manos, los gestos, los quejidos y los aullidos cobran protagonismo y vaya de qué manera!

    Y en muchas ocasiones, tambien, el cazador termina cazado... jijiji

    Kiss, babe

    ResponderEliminar
  4. Y porque no quedaba inspiración. ...ufffff
    Un besote princesa...

    ResponderEliminar
  5. Es que nos han contado muy mal este cuento,. No os creáis todas las cosas que de niños os han dicho.
    ¿A quién no le gustaría un lobo así o encontrarse con una Caperucita como ésta?
    ¿Quién diría no?
    Besos de Pecado.

    ResponderEliminar
  6. "Se que sólo quieres una cosa: follarme."
    A veces, lady PI, es mejor no andarse con rodeos.
    Y si los dos saben lo que quieren, los ritos de apareamiento, aunque sean entre lobos y caperucitas, están de más...
    Por cierto, que este lobo no babea por la rabia (de eso ya está vacunado :-) )..., aunque he de reconocer que leer sus maravillosos y excitantes relatos, hacen que se me haga la boca agua...
    Supongo que de ahí la normal confusión ;-)

    Besos lobunos, con enormes dientes, desde la mansión

    PD: Estoy de acuerdo con lady Nicky. Con usted hay que tener cuidado, pues nunca se sabe si uno es el cazador... o la pieza :-). Aunque, creo, eso le da aún más emoción a la caza...

    ResponderEliminar
  7. Aich, D. Sayyid... Lee usted mis pensamientos... Sí, se le hace la boca agua pero no puede tragar tan rápido como sería menester, de ahí que se ponga rabioso y saque espuma por la boca... Es la pura energía del deseo... Sí, una figura poco acertada tal vez pero qué más da... A estás alturas del cuento ya sabemos quién es el lobo y quién Caperucita.
    Hay que ir al grano que si nos entretenemos mucho, cuando vamos con la harina, otros ya vienen con el pan... Y yo, el pan, me lo como.
    Besos de Pecado.

    ResponderEliminar
  8. dos almas que se juntan para darse mutuo placer, sin más ataduras, sin más compromisos , libres y sin deudas que pagar
    encelada la hembra el lobo aulla.. no le queda otra
    el busca su presa ..
    cazador cazado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, María... Dos almas que vagan y se encuentran. Sin explicaciones, sin palabras, sin más, placer y placer; entrega y entrega.
      No hay ser más débil que aquél que se cree el más fuerte. Sí, cazador, cazado.
      Besos de Pecado.

      Eliminar
  9. Ahora hay un anuncio en televisión que dice que nos van a contar los cuentos de siempre como nunca antes, se referirán a esto que nos dejas??... :p
    Y es que un Lobo es instinto animal, es buscar el alivio, es colmar los sentidos, es agarrar a su presa, un Lobo es un Lobo... jajaja...
    Recuerdo los jueves eróticos... os recuerdo y recuerdos os dejo a todos... :)

    Muchos besinos!!

    ResponderEliminar
  10. Hola, Haydeé... cómo me alegra verte por esta casa. Sí, ayer mismo por la noche vi ese anuncio de series. Digo, mira que es casualidad jajaja pero no sé yo si será lo mismo o aquéllos será algo más terrorífico... Y yo que había pensado hacer una saga de cuentos clásicos jajajaja Ya me han fastidiado.
    Besos de Pecado y sí, yo también te tengo presente y mucho.

    ResponderEliminar
  11. Buaaaaa..... y qué te digo? Que con estos cuentos con razón los niños son ahora tan espabilados...jijiji...
    Cuando solo se desea y los dos lo saben....solo la justicia del momento "deseo" es suficiente...dan igual las partidas hacia lejos de después....el acuerdo es el "deseo"...follar si...solo follar.... te diria que es campo facil....al menos para mi...cuando ya siento...la cosa cambia....
    Elegantes y preciosas letras cielo...que ya empiezo a divagar...
    un beso gordo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Amando... El deseo es lo que nos lo pone más fácil. El sentimiento es lo que nos vuelve más agazapados. Cuando deseamos podemos ser lobos al acecho. Cuando sentimos, conejos entre los zarzales.
      Mil gracias.
      Besos de pecado.

      Eliminar
  12. Groseramente salvaje.... sólo abre tus piernas y muéstrame de que estas hecha........ Si bebo serás la última en olvidarme..... tu pecado es mi delicia.
    Don Juan De Marco.

    ResponderEliminar
  13. ¡Don Juan de Marco!
    ¡Don Rodrigo! Solo usted podría resumir el Pecado de esta forma... Y sí, tiene razón. Es una delicia.
    Besos de Pecado.

    ResponderEliminar
  14. Debe ser que ando ya curada de espantos, y que dentro de la retorica de los textos me gusta perderme en los sentimientos... y en los sentidos.
    Me resulta particularmente hermoso este texto porque es puro ofrecimiento. Puede que ella se haga la dura, pero no está obligada a más. Además el ofrecimiento es mutuo, y sin cadenas. ¿Qué mejor forma de ofrecerse, que voluntariamente?

    Y en cuanto al sexo... pueden las ganas.

    Besos :)

    ResponderEliminar

Ver y sentir siempre es pecar... Y me encanta que lo hagas.

.

.

El Beso del Pecado

El Beso del Pecado
La táctica del Pecado es enredarse hasta hacerte sucumbir.