Si el placer es Pecado, yo vivo en la Gloria del Infierno.

Pecado es todo aquello prohibidamente placentero:

El Tacto del Pecado

.

.

Quod si vivere in delectatione est Peccātum gloria est infernum.

jueves, 20 de agosto de 2015

Mujer, Hembra, Amante... Yo...

No seré en este momento esta tormenta tranquila
que te atrape porque sabes de mi alma impetuosa, rebelde, con rabia…, 
pasional que se desborda por los acantilados de mi cuerpo, 
que ruge y se vuelve salvaje escupiendo espuma por cada poro de mi piel.

No seré yo ese susurro que te dé la calma en este momento en el que me miras. 
Seré el aliento que te queme, 
que te haga suspirar mientras te ahogas en deseos por mí.
Seré brazos, piernas, lengua, saliva y sexo que te empape, 
que te embriague tanto que caigas ebrio de mí, 
que supliques y que aclames a la Hembra que te hace sentir, 
que te hace perder la noción de la realidad…
Y tiembles en cada latigazo, 
en cada pulso que te hace sentirme. 
Seré yo la tempestad que te arrebate todos los sentidos, 
que te haga tambalear desde ahí arriba, desde tu cúspide… 
Señor y Siervo de la sierpe que te hechiza…

Sí, seré yo: Mujer, Hembra, Amante… la que haga de ti todo cuanto Tú desees
pues en Mí está lo que Tú anhelas.

18 comentarios:

  1. Mujer Hembra y Amante de Tu Señor, desbordada entre la tempestad para ser su diluvio y tormenta en el cuerpo de su fuego.

    Un placer leerte, un besazo, preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, pero no hay Señor sin Señora... y la Señora se hace sentir. Marca siempre su territorio hasta en la mayor de las entregas.

      Besos de Pecado.

      Beos

      Eliminar
    2. No hace falta decirlo, nunca lo digo, porque se entiende que donde hay un Señor, hay una Señora, por eso nunca te lo digo, porque así es y se entiende, preciosa Mag.

      Besos siempre pecaminosos.

      Eliminar
    3. Yo es que soy muy tiquismiquis. Lo digo aunque sea obvio :-) para que a nadie se le pase por alto.
      ¡Qué buenos son los besos llenos de Pecado!

      Eliminar
  2. Ser la tempestad y la tormenta pero también el remanso donde su ser vuelva a llenarse de vida.

    Me encanta!! Imposible quedarse inerte ante tanta pasión, besos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hembra, descanso del guerrero pero el guerrero debe saber cuál es su lucha.

      Besos de Pecado.

      Eliminar
  3. Siempre invocas esa retribución de entregar, pero también recibir. Señor y Siervo, Hembra y Sierva.

    Besos de dulce.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay que dar mano por perdida, Dulce.
      No hay dativa sin recompensa.
      Su entrega es la vanagloria de Él, mas Él es Señor en ella.

      Besos de Pecado.

      Eliminar
  4. Así debe ser. Pulso y punzada en medidas justas o no... Bellisimo escrito Mag

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pulso en los impulsos y punzadas en los angosto.
      Él hace su voluntad pero ella lo invoca y en esa invocación de Entrega, está la de Él.
      A veces la medida no justo es la más justa, Sr. Demian.

      Besos de Pecado.

      Eliminar
  5. Yo sere hembra amante todo lo que tu desees !!

    Me quedo con esa frase , una entrega de dos

    Besos dulces y feliz dia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa Hembra sabe muy bien qué es lo que Él desea y cómo lograr que ese deseo vaya a más, pero también Él sabe cuánto ha de entregarse Él mismo para que su voluntad pueda ser carne, sentimiento, emociones...

      Besos de Pecado.

      Eliminar
  6. El anhelo es que seamos todo en un solo cuerpo, de ahí la perfección que buscamos en el otro

    A tus PIES

    ResponderEliminar
  7. En un solo cuerpo... Y yo añadiría, en una sola alma.
    A mis pies :-)
    Besos de Pecado.

    ResponderEliminar
  8. Ser la plenitud y encontrarla en el otro. Fascinante la fuerza transmitida, Mag. Ha sido un placer leerte.

    Mil besitos, preciosa y feliz viernes.

    ResponderEliminar
  9. Bienvenida a esta pecaminosa casa, Auroratris. Me quedo con el hecho de que te guste. Ven cuando gustes. El placer es mío.

    Besos de Pecado.

    ResponderEliminar
  10. Mujer, hembra, amante, torbellino, tormenta de verano, huracán...
    Explosión de sentimientos, de sensaciones, de deseos, de fantasías cumplidas...
    Promesa de mundos de lujuria y desenfreno, de cuentos de las mil y una noches, de viajes a mundos reservados sólo para aquellos pocos iniciados que se atreven a saltar al vacío sin preguntar...
    Mujer, hembra, amante..., reto y desafió, provocación y pugna, duelo y placentera lucha donde no hay vencedores ni vencidos, sólo contrincantes que gozan con el tiempo de la excitante, lúbrica y placentera disputa....

    Besos para la mujer, la hembra, la amante... Besos para Vos, mi querida amiga...

    ResponderEliminar
  11. Como bien dice usted, mi querido D. Sayiid, un universo abierto lleno de sensaciones y emociones que dar y recibir, pero que solo unos pocos, muy, muy pocos, pueden llegar a tomar. ¿Cobardea? ¿Miedo al fracaso? ¿Miedo a no estar a la altura? ¿A la altura de qué? ¿Miedo a sentir¿ ¿Miedo a vivir?

    Sea lo que sea, querido amigo, el reto ahí está, dispuesto a ser vencido ante quien sabe lo qué quiere y cómo lo quiere; sabiendo que nada es fácil, que hay que atarse muy bien los machos para saber recibir todo cuando se está dispuesta a entregar.

    Sí, hembra, amante, amiga..., leal, puro sentimiento de Mujer...

    Besos de Pecado.

    ResponderEliminar

Ver y sentir siempre es pecar... Y me encanta que lo hagas.

.

.

El Beso del Pecado

El Beso del Pecado
La táctica del Pecado es enredarse hasta hacerte sucumbir.