Si el placer es Pecado, yo vivo en la Gloria del Infierno.

Pecado es todo aquello prohibidamente placentero:

El Tacto del Pecado

.

.

Quod si vivere in delectatione est Peccātum gloria est infernum.

jueves, 27 de agosto de 2015

Ni Cielo ni Infierno...

Quieres la gloria pero aquí no hay cielo.
Quieres fuego y esto tampoco es el Infierno.
Esto es cuanto te daré:
Una oración de súplica a recitar,
con la que abrir tu ser a ese infinito de sensaciones que nunca antes descubriste.
No pronunciaré más palabras que las justas.
Solo se escucharán mis susurros y tus gemidos…
eternos como el placer que nos otorgaremos.
Culminaremos ese camino donde placer y dolor llegan a ser lo mismo.
Sé mi obsesión y mi manía.
Deja que sea tu sed y tu hambre.
Sin excusas. Sin pretextos. Sin dimensión.
Sé Mío esta noche para ser Tuya  mañana.
Muere en Mí. Renace en Mí.
Moriremos juntos en esta Resurrección.


9 comentarios:

  1. Ni cielo, ni infierno, tan solo el lugar que se crea en el momento de fundirse y ser de uno, ser del otro, pero ser a la vez.

    Besos de dulce Magda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La gloria del infierno. Las calderas del cielo. Esos son dos cuerpos, dos seres que se aman y se sienten. Cuando piden y dan, reclaman y se quedan.

      Besos de Pecado.

      Eliminar
  2. Morir juntos para ser resurreción, dejando los miedos luchando con todo
    siempre siendo uno

    Bellas letras , besos muy dulces y feliz dia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa "muerte" es pura Vida. Vida de dos a flor de piel, entregándose el alma.

      Buen día, guapa.
      Besos de Pecado.

      Eliminar
  3. Tus susurros sus gemidos... Su hambre su sed... tu palpitar y latidos... Suya en él, Tuyo en ti... Muriendo y renaciendo orando en el placer más intenso del fuego que arde en la misma gloria del paraíso.

    Un bes pecaminoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Susurros y gemidos... La banda sonora de dos cuerpos rozándose, atrapándose el uno en el otro hasta follarse el alma.

      Besos de Pecado.

      Eliminar
  4. Morir por una noche para resucitar en un mañana. Una huella que no borrará el tiempo. Bellísimo, Mag, como siempre.

    Mil besitos y feliz noche.

    ResponderEliminar
  5. Quiero gloria, quiero fuego..., quiero placer y dolor...
    Pero sin suplicar...
    Pues no se suplica por lo que ya es de uno...

    Y si no es de uno..., de nada sirve suplicar....

    Hermosas palabras, mi querida lady PI.
    Intensas, como lo son siempre vuestras letras.
    Estimulantes e incitadoras, como siempre estimulan e incitan vuestros versos...
    Excitantes, como lo es todo aquello que toca vuesa merced...

    Una noche más, me voy satisfecho y feliz de haberme colado en vuestro rincón...

    Feliz velada, milady..., y besos desde la mansión...

    ResponderEliminar
  6. Gracias, mi querido D. Sayiid por sus palabras pero sé que me ve con muy buenos ojos y no es objetivo.
    Sí, no hay que suplicar, ni siquiera cuando algo no es de un@. O se da o no se da. En mi texto es más bien para reforzar ese sentimiento de entrega (de ambos).

    Me agrada, de todas formas, que se vaya satisfecho. Eso hace que yo también lo esté y mucho.
    Iré a darme un paseo por su Mansión pero ya sabe, cuando veo el cartel de "Mazmorras", la Señora se da media vuelta :-)

    Besos de Pecado, mi querido D. Sayiid.

    ResponderEliminar

Ver y sentir siempre es pecar... Y me encanta que lo hagas.

.

.

El Beso del Pecado

El Beso del Pecado
La táctica del Pecado es enredarse hasta hacerte sucumbir.