Si el placer es Pecado, yo vivo en la Gloria del Infierno.

Pecado es todo aquello prohibidamente placentero:

El Tacto del Pecado

.

.

Quod si vivere in delectatione est Peccātum gloria est infernum.

lunes, 5 de octubre de 2015

Shibari...

Sea en ti mi paciencia y en ella nuestro goce.
Poesía de tu carne dibujada en mis dedos, fijos y alargados,
que hacen filigranas en cada vuelta de cordel,
en mis manos, arañas maestras que afinan sigilosas ,
que tejen redes atrapando tu cuerpo
desde los índices de tus pies
al sonido gutural de tu garganta...
Y a una palabra tuya, mil silencios le seguirán...
encordados en tu piel culminando mi placer, 
mi dominio en ti... en amor, respeto y confianza.
Destreza, mil hilos sin nudos, soga de placer...
el mío... delirio el tuyo, a mi voluntad...
enalteciendo tu cuerpo, dándole más forma a tu libertad en mí,
a mis deseos de hacerte a mí...
Lazos que nos unen, que me son, que te son...
Y en esos nudos, en esas espirales de cuerdas
tú y yo, libres...
Libertad la de ser atado.
Libertad la de atar.
(Yo,)


Noto las cuerdas como se aprietan, 
y con placer me dejo a ti, 
se que tú sabes que así me gusta, 
que tú me ates me sienta bien. 

Por cada beso se aprieta un nudo, 
en cada abrazo un lazo más, 
cierro mis ojos porque no dudo, 
y a ti me entrego, me dejo amar. 

Sabes que quiero estar a ti atado, 
y que no quiero soltarme jamas, 
te seguiría a ojos vendados, 
porque a tu lado aprendí a volar. 

Cuerda de perlas son tus abrazos, 
y tus cerezas son mi pasión, 
lazo de oro es tu regazo, 
dame Shibari el corazón. 

Amarra mi alma, anuda mi cuerpo 
que nada corte mi unión a ti. 
rompe cuchillos y funde hierro. 
que ningún filo me aleje de ti. 
Letra de una canción de Lujuria.

Ushiro
Hishi
Matanawa
Tazurki
Tsuri
Gote Gasshou

9 comentarios:

  1. Pensaba que lo habías escrito tú hasta que he llegado al final y he visto que se trata de la letra de una canción.

    Amarrada fuertemente a las cuerdas, atada al sentimiento, anudado el cuerpo, abrazada el alma, besos encadenados, manos entrelazadas, apretando las cadenas, sin dejar escapar ningún eslabón, siempre amarrada.

    Un beso pecaminoso, preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La primera parte es mía. La que hay entre las dos primeras fotos. Lo otro sí, es una canción... La escribe un chico a una chica. Esa es la diferencia con mi escrito :-)

      Ya lo voy a arreglar :-)

      Besos de Pecado.

      Eliminar
    2. Ahora ya se distingue bien, gracias Mag.

      Poesía eres TU con tus palabras y silencios, deseo y carne, gozo y placer, y EL es verbo y gemido, latido y sed, cordel y dominio.

      Más besos pecaminosos, preciosa.

      Eliminar
    3. Gracias a ti, siempre, Marieta. Es que lo hice rápido y, claro, yo sí lo entendía :-)

      Besos de Pecado.

      Eliminar
  2. En la decisión de querer se encuentra esa libertad que se traduce en dejarse hacer para sentir y sentir de la mano de quien sabe llevar.

    Besos dulce.

    ResponderEliminar
  3. Es como eso de "en el defecto de pedir, está la virtud de no dar".
    Supongo que cuando confías ciegamente en alguien que es capaz de colarse en tu mente, hasta en las cuerdas más prietas encuentras la libertad.

    Besos de Pecado.

    ResponderEliminar
  4. Qué delicia es cada vez que te leo... siempre me sorprendes gratamente al saber tratar temas tan diferentes, como una persona que domina todos ellos

    A tus PIES

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Dominar, Gude? Me dejo llevar. A veces, logro lo que quiero. Otras, he de seguir intentándolo pero saberte " a mis pies" no es desagradable.

      Besos de Pecado.

      Eliminar
  5. Saber confeccionar un deseo tan bien elaborado como tu poema... es saber enardecer y exaltar todos los sentidos. Elegir en cada momento como sentir los nudos de la libertad. Me encanta mucho tu poema y me fascina la letra de la canción. Sigo a tus pies, Mag.

    Mil besitos y buen fin de semana, preciosa.

    ResponderEliminar

Ver y sentir siempre es pecar... Y me encanta que lo hagas.

.

.

El Beso del Pecado

El Beso del Pecado
La táctica del Pecado es enredarse hasta hacerte sucumbir.