Si el placer es Pecado, yo vivo en la Gloria del Infierno.

Pecado es todo aquello prohibidamente placentero:

El Tacto del Pecado

.

.

Quod si vivere in delectatione est Peccātum gloria est infernum.

domingo, 29 de noviembre de 2015

Dos vestales a Sus Pies...

Sierpes vestales que a Sus Pies acuden
pues Él, Su Señor es,
Dios Todo Poderoso que en ellas engendra la dicha de servirle.
La una está bendecida de Pecado;
la otra tiene la Virtud que la vanagloria;
dos hembras tentadas y usurpadas de su voluntad,
bautizadas con la pureza de Su Savia, de Su Guía.
La primera todo lo ve, todo lo controla.
La segunda todo lo siente, todo lo expresa.


Y en Santa Trinidad,
quien TODO lo sabe,
quien TODO lo dice,
quien TODO para Él es,
 somete, inquiere,
impone, doblega y ordena...
con su mirada, con su silencio,
a sus siervas silentes, esclavas sometidas y subyugadas
que honradas se sienten de sus embestidas y arrojos,
rindiendo gozo y obediencia a Su Cabeza que inhiesta se eleva.

Con la furia de Su Sangre,
con el coraje del Idolatrado
 a Sus Pies las tiene venerándolo,
sedientas de Su Maná, postradas a su llegada,
maldicen y blasfeman con sus lenguas, y Él,
 lava candente sobre ellas derrama
bramando lluvia de tempestades que las azotan,
llenando sus bocas, quemándolas, bendiciéndolas...


Y, en santa comunión, toman de Su Cuerpo
la hostia líquida en Su Nombre, Su Señor.

Son esas dos sierpes tentadas,
dos serpientes del pecado glorificadas bajo Su Mando
y usurpadas de su voluntad con el deseo de Él, Señor Suyo.
estremecido en seducidas, domadas y violadas carnes.
Y es Él, Dios enaltecido de aviesas y perversas bondades,
quien se erige sobre sus cabezas
mientras ellas, hembras dominadas, fieles siervas de Su Señor,
loan, aclaman y ensalzan Su Voluntad.
Bienaventuradas sean ambas en la dicha de ser Suyas
y dignas las hace cuando a Sus Pies yacen en la plegaría de complacerle.
Amén.

19 comentarios:

  1. Dos sierpes encadenadas a la misma guía, mancomunadas en pos del mismo placer.

    Beso dulce Magda.

    ResponderEliminar
  2. Ese Dios tiene que sentirse en la gloria, su gula es hambrienta al tener a dos sumisas a sus pies, dispuestas a todo por El.

    Un beso pecaminoso.

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Dulce, Marieta y Gude por vuestras palabras.
    Serpientes ante un dios que las venera. Señor que a su vez no deja de ser siervo, aunque mande...

    Besos de Pecado.

    ResponderEliminar
  4. Construyes con sabio placer todo un momento de entrega y poder. Recorres con tus vocablos los deseos, la pasión y la lujuria... Y yo me quedo aplaudiendo ante tu creación.
    Mil besos de domingo, Mag.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, como siempre. No sé qué decir ante semejante halago.
      Solo gracias porque viniendo de ti, que tienes ese vocabulario tan particular, tan fantástico, tan trabajado... que me digas algo así es magnífico.

      El deseo, las ganas de complacer para complacerse a un@ mism@ es grande, muy grande.


      Besos de Pecado.

      Eliminar
  5. Sierpes que viven, que respiran, que jadean, que se enredan alrededor de su Señor, de su Amo, del dueño de sus voluntades...
    Hembras que abandonan sus egoísmos, sus deseos de posesión, sus vanidades,sus propios egos, pues tienen una misión superior que cumplir..., la de satisfacer los deseos del dueño de sus vidas.
    Mujeres que viven una vida de desprendimientos, de tolerancia, de falta de celos, de entrega total..., pues para ellas no existe otra vida que la de cumplir con todo aquello que de ellas se espera...
    Si ya entregar su vida a un hombre es una muestra absoluta de amor sin límites..., el hacerlo compartiéndolo con otra u otras mujeres es algo que no se puede cuantificar ni explicar...

    Delicioso escrito, mi querida amiga..., hace usted que parezca fácil y deseable tener a más de una mujer a la vez ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo con un usted que todo esto es una entrega máxima. Hay que querer mucho al otro o tener un alto grado de entrega para comportarse así.

      ¿Fácil? Deseable seguro.

      Besos de Pecado, mi querido D. Sayiid. Y ya sabes, hay sueños que se cumplen.

      Eliminar
  6. Me parece que no son vestales, si lo son son vestales muy desobedientes, quebrantadoras de las normas de las vestales. Para complacer.
    Dos mujeres generosas con sus encantos, una idea fascinante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay muchas vestales... Y, algunas son diosas del verdadero placer. Y debajo de cada entrega hay una exigencia.
      Mis vestales, Demi, son siempre muy especiales como mis sierpes.

      Besos de Pecado.

      Eliminar
  7. Las palabras son fuertes.... muy fuertes pues esa es una situación también fuerte...
    Dos mujeres que tienen la magia de dar el maximo de placer a su Señor......
    Una ótima imagen,... una entrada muy linda!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me agrada que te haya gustado, Delitos.
      La situación es intensa y las palabras han de ser de entrega, de oración hacia su dios, su Amo... Su Señor.

      Besos de Pecado.

      Eliminar
  8. Una entrega en vida y alma al placer. Gran filosofia de vida.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por venir.
      Igual debemos de aplicarnos ciertas filosofía y olvidarnos de tantos prejuicios, pero no hay mayor entrega que la del alma y la del corazón, pero , sobre todo, la del alma.

      Besos de Pecado.

      Eliminar
  9. Me pido Amo! Ah, que tu ya lo sabes ;)
    Besos cielete.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, lo sé y no me extraña. Sé que acabarías más que encantado :-)

      Eso de "cielete" me encanta :-)

      Besos de Pecado, Amow :-)

      Eliminar
  10. Delicioso…un verdadero placer…que sentir…

    Bsoss!! ♥ :-)

    ResponderEliminar
  11. Hola, Ginebra. Bienvenida.
    Gracias por tus palabras.

    Besos de Pecado para ti.

    ResponderEliminar
  12. Un retato escitante en el que disfrutan quien fuera el protagonista un saludo

    ResponderEliminar

Ver y sentir siempre es pecar... Y me encanta que lo hagas.

Bajo esta serpiente que abraza hallarás todas las PECAMINOSAS IMÁGENES que nos concede el Pecado.

Bajo esta serpiente que abraza hallarás todas las PECAMINOSAS IMÁGENES que nos concede el Pecado.
Deja que su Tacto encarne las pupilas de tus ojos.

.

.

Te acercarás despacio a mi espalda para hallarme bajo la sábana...

Te acercarás despacio a mi espalda para hallarme bajo la sábana...

En nombre de ti, de mí y del polvo que somos y en el polvo que echaremos. Amén.

En nombre de ti, de mí y del polvo que somos y en el polvo que echaremos. Amén.

Traza sobre mí arabescos con tus manos y tu lengua...

Traza sobre mí arabescos con tus manos y tu lengua...

Y marcaré sobre tu piel la señal de la putísima mujer.

Y marcaré sobre tu piel la señal de la putísima mujer.

La táctica del Pecado es enredarse hasta hacerte sucumbir.

La táctica del Pecado es enredarse hasta hacerte sucumbir.