Si el placer es Pecado, yo vivo en la Gloria del Infierno.

Pecado es todo aquello prohibidamente placentero:

El Tacto del Pecado

.

.

Quod si vivere in delectatione est Peccātum gloria est infernum.

domingo, 19 de junio de 2016

Entra en mí de modo que solo derramado puedas salir...

7 comentarios:

  1. Entrando hasta lo más profundo de las entrañas... saliendo licuado el orgasmo... diluido por entre los muslos...

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  2. Solo una frase y da mucho que pensar y bastante que imaginar... Derramado de tantas maneras... En alma, en placer, en vísceras, en pasión... Pongámosle también en amor.

    Me encantó, Mag.

    Mil besitos, bonita.

    ResponderEliminar
  3. Ni así saldrá, porque tras el cambio de estado los líquidos se fusionan.

    Beso dulce.

    ResponderEliminar
  4. Entrar en lo más fundo.. alcanzar el último punto de tu cuerpo, dondo solo yo puedo llegar.
    Llegar al punto donde el amor se encuentra con el deseo y la lujuria.
    Y salir solo cuando la mezcla de nuestros fluidos sea infinita y única.
    Cuando el orgasmo enlazarnos para siempre!
    Muy lindo!!!
    Miles de besos!!!

    ResponderEliminar
  5. Sea pues que nuestro deseo sea ungido entre nuestros fluidos, derramando cada gota de nuestras ganas de poseernos, devorarnos y amarnos…

    Mil Bsoss!! ♥

    ResponderEliminar

Ver y sentir siempre es pecar... Y me encanta que lo hagas.

Bajo esta serpiente que abraza hallarás todas las PECAMINOSAS IMÁGENES que nos concede el Pecado.

Bajo esta serpiente que abraza hallarás todas las PECAMINOSAS IMÁGENES que nos concede el Pecado.
Deja que su Tacto encarne las pupilas de tus ojos.

.

.

Te acercarás despacio a mi espalda para hallarme bajo la sábana...

Te acercarás despacio a mi espalda para hallarme bajo la sábana...

En nombre de ti, de mí y del polvo que somos y en el polvo que echaremos. Amén.

En nombre de ti, de mí y del polvo que somos y en el polvo que echaremos. Amén.

Traza sobre mí arabescos con tus manos y tu lengua...

Traza sobre mí arabescos con tus manos y tu lengua...

Y marcaré sobre tu piel la señal de la putísima mujer.

Y marcaré sobre tu piel la señal de la putísima mujer.

La táctica del Pecado es enredarse hasta hacerte sucumbir.

La táctica del Pecado es enredarse hasta hacerte sucumbir.