Si el placer es Pecado, yo vivo en la Gloria del Infierno.

Pecado es todo aquello prohibidamente placentero:

El Tacto del Pecado

.

.

Quod si vivere in delectatione est Peccātum gloria est infernum.

domingo, 5 de junio de 2016

Pura Magia...

Y mientras siento como tu lengua invade el espacio de mi boca, como mi lengua se vuelve loca y pausada al mismo tiempo, enredada con la tuya.
Tu pecho pegado al mío, sobre mí… sintiendo cada golpe de tu corazón… mientras mis manos caminan sobre tu espalda, de arriba abajo… de abajo arriba, sin marcar las uñas, presionando con las yemas de mis dedos…


Y nos queman las ganas pero nos queremos sentir en toda la intensidad de nuestros deseos, de nuestros sentimientos, de nuestras sensaciones…
Y en mí estás tú, ceñido a mis estrecheces.
Y en ti estoy yo, perdida entre tus adentros, atrapándote entre mis piernas mientras tú te avivas, mientras te creces…

Eres tan intenso que todo tú me inundas desde la palabra más dulce al gesto más aguerrido; desde la sensación de saberte tan cerca aún sin rozarme… Y cuando me tocas, cuando tu piel se pega tanto a la mía que formamos uno solo… lo nuestro es pura magia.


Me entrego a ti porque tú te entregas a mí, en ese vaivén de dos cuerpos que se desean, que se encienden en pura pasión…, que vibran poro a poro… pero que entienden de esos otros momentos en los que  las miradas son de otra expresión, donde nos perdemos en caricias quedas, en cruce de dedos, en palabras bonitas…, donde tú te reposas en mi regazo o yo juego con tu pelo; donde están los besos en la mejilla, en la sien, en la frente…

16 comentarios:

  1. Es una clase de magia la que se ejerce con palabras y gestos para seducir. Y es magia cuando esa seducción es mutua, cuando se consuma en una intensa experiencia sexual con mucha emoción.

    Estoy haciendo un taller de dibujo modelo vivo. Me quedé especialmente fascinado con una modelo morocha, de pelo renegrido. Inspiradora la belleza femenina al desnudo.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es como dos cuerpos mecidos en olas de mar suaves. Deseo compartido.
      Manteneme informada de ese taller. Una modelo morena... sensual... racial.
      Espero ver algún dibujo de esos.

      Besos grandes.

      Eliminar
  2. El sexo también es magia cuando está envuelto de esa conexión que va más allá de lo meramente físico entre una pareja. Cuando todo comienza en una mirada y termina de igual forma con ese puente de intensidad vivido.

    Beso dulce y dulce semana Magda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no hay magia, nada es lo que es... Pierde esencia.
      Empezar como se ha acabado, como dices, es sublime.
      Besos de Pecado.

      Eliminar
  3. Somos los ilusionistas de nosotros mismos... Cuando me tocas, te hablo o simplemente nos leemos la piel.
    Enciendes la entrada para recibirnos con fuego y nos despides con el calor de un abrazo.
    Precioso todo momento dibujado por tu pluma, Mag.

    Mil besitos, bonita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos leemos la piel en la pasión... Cuando surge algo más que la unión de la piel, hay alma en pasión encendida... se tocan las entrañas del alma.
      Mil gracias y un beso muy grande.

      Eliminar
  4. La magia está en tus palabras... lo dices tan maravillosamente sensual que... todo comienza ahí, dónde tú dices, y no hay final en esa entrega conexa tan mágica que, sin rozarte, te está acariciando, y tú a él, y mucho más...

    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo es una gran caricia vestida de sentimientos de Pecado.

      Un besazo enorme.

      Eliminar
  5. La imagen es pura magia. El texto aún más....
    Piernas que se entrelazan... lenguas que se atreven a carícias llenas de lujurias.
    Pecaminosas lenguas que hacen el pecado dulce.. el pecado del gozo!!!
    Entrada fantástica!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo lo que es gozo, Delitos, merece siempre la pena... Somos enredaderas de deseos y sentimientos.
      Un placer verte.
      Un beso enorme y muchas gracias.

      Eliminar
  6. Si quitas las palabras y dejas la imagen, estás diciendolo todo sin escribir nada.

    A tus PIES

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo pensare para la siguiente.
      Mil gracias, Gude.
      A mis pies.

      Eliminar
  7. La magia mana de ese sentir profundo que ambos se procesan… Ésa, que dibuja gestos y miradas, caricias y besos… Aquella que va más allá de la piel, que abraza el alma… Una exquisita y maravillosa pócima, que hace florecer todos y cada uno de los sentidos…

    Precioso, Mag… Ha sido hermoso y mágico, sentir(te)…

    Mil Bsoss!! ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Empiezas a verme con muy buenos ojos. Peligro :-)
      Es sentimiento, es amor, es deseo... Es lo que hay bajo la piel.

      Un beso muy grande, guapa.
      Millones de gracias.

      Eliminar
  8. Guao,hacia tiempo que no me dejaba caer por este templo al pecado y me agrada ver que no ha perdido ni un ápice de su sensualidad.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Sandry. ¡Cuánto tiempo, niña! Me alegra saber de ti.
      Un beso muy grande y nos seguimos.

      Eliminar

Ver y sentir siempre es pecar... Y me encanta que lo hagas.

Bajo esta serpiente que abraza hallarás todas las PECAMINOSAS IMÁGENES que nos concede el Pecado.

Bajo esta serpiente que abraza hallarás todas las PECAMINOSAS IMÁGENES que nos concede el Pecado.
Deja que su Tacto encarne las pupilas de tus ojos.

.

.

Te acercarás despacio a mi espalda para hallarme bajo la sábana...

Te acercarás despacio a mi espalda para hallarme bajo la sábana...

En nombre de ti, de mí y del polvo que somos y en el polvo que echaremos. Amén.

En nombre de ti, de mí y del polvo que somos y en el polvo que echaremos. Amén.

Traza sobre mí arabescos con tus manos y tu lengua...

Traza sobre mí arabescos con tus manos y tu lengua...

Y marcaré sobre tu piel la señal de la putísima mujer.

Y marcaré sobre tu piel la señal de la putísima mujer.

La táctica del Pecado es enredarse hasta hacerte sucumbir.

La táctica del Pecado es enredarse hasta hacerte sucumbir.