Si el placer es Pecado, yo vivo en la Gloria del Infierno.

Pecado es todo aquello prohibidamente placentero:

El Tacto del Pecado

.

.

Quod si vivere in delectatione est Peccātum gloria est infernum.

jueves, 28 de julio de 2016

Mi yo te doy...

Te ofrezco todo mi lado oscuro: 
Mis desvergüenzas, la humedad de mis labios, norte y sur,  
el sonido de mis gemidos y el pulso de mis jadeos; 
mis silencios bajo tus besos y el cruce de mis piernas en tus hombros. 

Te entrego mis pecados más mortales, 
el tanteo de mi cuerpo en tus empuñaduras, 
las turbulencias de mi mente y mis pensamientos más obscenos... 

Te consagro todo cuanto soy y lo que siento;
todo lo que tú me haces ser y sentir...

jueves, 14 de julio de 2016

Reina Devota...

Abandono la venda y mis párpados descansan.
Serena es mi mirada perdida de tus ojos...
Y mientras mi cabello cuelga empequeñecido
sobre el nudo que cubre mi espalda,
y mis brazos refugian la turgencia de mis pechos,
 mis manos se entrelazan en el vértice herrado de mis caderas...

Y frente a mí, agrandada en la fuerza del deseo,
se tiende erguida la figura de quien domina, de quien manda y sujeta,
de quien como arpones sobre mis pezones
rígidos, agudos, sofocados y excitados...
sus dedos actuaron.
Y yo, con aires de Reina inclinada, de mirada baja y sentido altivo,
con acatamiento y tributo homenaje de respeto,
forjo en sentimiento aquello que nadie me roba:
la magia que inclina a la voluptuosidad, que inspira y deleita el momento
en el que el hombre de mirada que ordena y manda,
se pierde sigiloso a mi espalda;
y tan sutil como delicado, tan decidido como enérgico,
con ambas manos destensa la gruesa cuerda de esparto
que a mi cuerpo compadece.

Y yo, turbada, entregada y callada,
parezco y soy el alma de un estremecimiento,
sensación de emoción intensa,
cuyo interior desvirgado por enésimo tiempo,
de manantial a cascada de placer se ha desbordado.



Bajo esta serpiente que abraza hallarás todas las PECAMINOSAS IMÁGENES que nos concede el Pecado.

Bajo esta serpiente que abraza hallarás todas las PECAMINOSAS IMÁGENES que nos concede el Pecado.
Deja que su Tacto encarne las pupilas de tus ojos.

.

.

Te acercarás despacio a mi espalda para hallarme bajo la sábana...

Te acercarás despacio a mi espalda para hallarme bajo la sábana...

En nombre de ti, de mí y del polvo que somos y en el polvo que echaremos. Amén.

En nombre de ti, de mí y del polvo que somos y en el polvo que echaremos. Amén.

Traza sobre mí arabescos con tus manos y tu lengua...

Traza sobre mí arabescos con tus manos y tu lengua...

Y marcaré sobre tu piel la señal de la putísima mujer.

Y marcaré sobre tu piel la señal de la putísima mujer.

La táctica del Pecado es enredarse hasta hacerte sucumbir.

La táctica del Pecado es enredarse hasta hacerte sucumbir.