Si el placer es Pecado, yo vivo en la Gloria del Infierno.

Pecado es todo aquello prohibidamente placentero:

El Tacto del Pecado

.

.

Quod si vivere in delectatione est Peccātum gloria est infernum.

martes, 1 de noviembre de 2016

BlasfeMío...


Están tus ojos vendados por la seda de mi lujuria, 
que te cruza el pecho, de lado a lado, 
en los pulsos de fuego que mi boca irradia. 

Finge tu boca el alarido de la calma 
propagada en hálitos de ceguera 
que guindan el centro de tu centro, 
axiomas de axiomas, 
apotegmas de adagios 
de tu cuerpo febril del mío.

Te entregas al ímpeto contemplado 
como la santa justicia sin juez, 
al páramo donde mis blasfemias oran 
al son de las insolencias de tu bálano, 
profanador y soberbio.


4-octubre-2016

9 comentarios:

  1. Interesante manera de ver la sensualidad

    ResponderEliminar
  2. Blasfemias que supuran pecado y pecados que condensan placeres.

    Beso dulce Magda y feliz inicio de mes.

    ResponderEliminar
  3. Utilizando esas palabras quién se va a negar a blasfemar un poco de la manera que las escribes...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Blasfemar pecando en su cuerpo, embistiendo el placer, eyaculando lujuria por cada poro de la piel.

    Mmm a mí la imagen me tienta y provoca.

    Un beso pecaminoso.

    ResponderEliminar
  5. Soberbio es todo cuanto he leído y disfrutado, mi querida Mag. Me maravilla el uso de tu lengua, de tus versos pintando intensidad.
    Qué placer leerte a estas horas de la noche, preciosa.

    Mil besitos.

    ResponderEliminar
  6. Blasfemar así es un bendito pecado digno de ejecutar…

    Maravilloso, querida, Mag… Tus versos son una exquisita oda, cual sentencia del sentir y la entrega, de la piel y el alma…

    Bsoss enormes ♥

    ResponderEliminar
  7. Ya creo yo que se profesen blasfemias y se oigan insolencias... no es para menos... el verdadero pecado sería que así no fuera.

    Besinos.

    ResponderEliminar
  8. Cuando una se encuentra ante el auténtico "diablo", los únicos rezos que caben es una retahíla de blasfemias que enardezcan todos los sentidos y todos los deseos, un auténtico rosario de entregas mutuas.

    Mil gracias a tod@s por vuestra compañía, por hacerme sentir así de bien.
    Besos de Pecado.

    ResponderEliminar
  9. Fuerza y garra en estos versos que traspasan, haciendo de la blasfemica palabra un Don, el tuyo, oradora y portadora de sentidos.

    Besos.

    ResponderEliminar

Ver y sentir siempre es pecar... Y me encanta que lo hagas.

Bajo esta serpiente que abraza hallarás todas las PECAMINOSAS IMÁGENES que nos concede el Pecado.

Bajo esta serpiente que abraza hallarás todas las PECAMINOSAS IMÁGENES que nos concede el Pecado.
Deja que su Tacto encarne las pupilas de tus ojos.

.

.

Te acercarás despacio a mi espalda para hallarme bajo la sábana...

Te acercarás despacio a mi espalda para hallarme bajo la sábana...

En nombre de ti, de mí y del polvo que somos y en el polvo que echaremos. Amén.

En nombre de ti, de mí y del polvo que somos y en el polvo que echaremos. Amén.

Traza sobre mí arabescos con tus manos y tu lengua...

Traza sobre mí arabescos con tus manos y tu lengua...

Y marcaré sobre tu piel la señal de la putísima mujer.

Y marcaré sobre tu piel la señal de la putísima mujer.

La táctica del Pecado es enredarse hasta hacerte sucumbir.

La táctica del Pecado es enredarse hasta hacerte sucumbir.