Si el placer es Pecado, yo vivo en la Gloria del Infierno.

Pecado es todo aquello prohibidamente placentero:

El Tacto del Pecado

.

.

Quod si vivere in delectatione est Peccātum gloria est infernum.

martes, 24 de enero de 2017

En Nombre del Señor...


Mil cadenas son flores sin espinas. 
Mil velos, 
única seda que abre mis ojos. 
Mi boca, 
susurro de Tu Nombre, Señor. 

En Él vibro. 
Y en Él tengo el mío. 
Soy de Tu Nombre. 

Fortifico el desdén de esta impudicia 
en la materia que me honra. 
Frágiles, 
el suspiro y el llanto derramado. 

Luz en la que me derivas 
con esta plegaria silente a Vos, 
a quien con anhelo sirvo. 

Sois Vos, Mi Señor, 
quien engendró en mí 
Deseos de Obediencia, 
Entrega sin reservas, 
Autenticidad preñada.


Es a Vos, Mi Señor, 
a quien me otorgo 
con el silencio de mis ojos 
y las lágrimas de mi boca. 
A quien entrego, sin más, 
las esencias de mi ser 
en esta correcta locura 
de saberme de Vos. 

 Me consumo, como cirio ante su Señor, 
en el fuego de Vuestro Deseo,
y renazco, 
cual flor emérita,
de pétalos tallados,
con la enjundia de Vuestra Carne.

7 comentarios:

  1. Mi querida amiga, tu verbo honra, desde tu maravillosa maestría para cincelarlo y regocijarlo en tan ferviente oración de entrega, esa plenitud de cuerpo y alma rendida a la obediencia…

    Una sincera ovación, Mag…

    Bsoss y cariños gigantes ♥

    ResponderEliminar
  2. Leo y releo y es como oración llevada al lecho, al confesionario de los deseos... Meticuloso Rosario donde cada verso es una oratoria.
    Es repetirme, Mag.
    Admirable es poco.

    Mil besitos, preciosa.

    ResponderEliminar
  3. Que maravilla...
    Me encanta la sutileza y la suavidad con la que has narrado.
    Besos :)

    ResponderEliminar
  4. En oraciones tú tienes maestría, cuanta devoción en nombre del Señor que te inspira.

    Beso dulce Magda.

    ResponderEliminar
  5. Me encanta esa clase de pecado, tanto en el tacto como en la trastienda.
    Esa relación tan intensa, me gusta que haya intensidad.
    Besos de alguien que piensa en lo artistico de tu blog, incluyendo las imágenes.

    ResponderEliminar
  6. Eres la Reina orando a Tu Señor con Ferviente devoción.

    Inspiradores versos, la maestría reina en tu pluma.

    Un placer siempre leerte.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  7. Tratas las palabras con una exquisitez increíble, se nota qué, las adoras, tanto ó más, que a Él, por ello adoras así, no podrías de otra forma.

    Un besito.

    ResponderEliminar

Ver y sentir siempre es pecar... Y me encanta que lo hagas.

Bajo esta serpiente que abraza hallarás todas las PECAMINOSAS IMÁGENES que nos concede el Pecado.

Bajo esta serpiente que abraza hallarás todas las PECAMINOSAS IMÁGENES que nos concede el Pecado.
Deja que su Tacto encarne las pupilas de tus ojos.

.

.

Te acercarás despacio a mi espalda para hallarme bajo la sábana...

Te acercarás despacio a mi espalda para hallarme bajo la sábana...

En nombre de ti, de mí y del polvo que somos y en el polvo que echaremos. Amén.

En nombre de ti, de mí y del polvo que somos y en el polvo que echaremos. Amén.

Traza sobre mí arabescos con tus manos y tu lengua...

Traza sobre mí arabescos con tus manos y tu lengua...

Y marcaré sobre tu piel la señal de la putísima mujer.

Y marcaré sobre tu piel la señal de la putísima mujer.

La táctica del Pecado es enredarse hasta hacerte sucumbir.

La táctica del Pecado es enredarse hasta hacerte sucumbir.