Si el placer es Pecado, yo vivo en la Gloria del Infierno.

Pecado es todo aquello prohibidamente placentero:

El Tacto del Pecado

.

.

Quod si vivere in delectatione est Peccātum gloria est infernum.

martes, 12 de septiembre de 2017

Desbordada... Incontenida en ti...



Son tus manos las que se asientan en mis nalgas y tu boca en mi sexo ansiado. Entre todas se conjugan las caricias que invaden los rincones y conquistan las oquedades que se abren al empuje de tu lengua y de tus dedos. Y mis muslos, temblantes, se apoyan suavemente en tus hombros, resistiendo el envite de tus labios en mis labios ávidos de deseo. 

Clavo mis dedos en tu nuca, como finos garfios, intentado controlar el libre albedrío de tu boca… Haces que me agite, entre rebelde y sumisa, que me entregue al placer que circunda mi sexo anegado y recorre mi vientre hasta mis pechos, y mi espalda hasta el cuello… Suspiro el placer y lo exhalo, conteniendo mordidos los gritos en mi boca. 


Acometidas de placer… 
Me siento vencida. Me derrumban sobre ti cuando tu boca somete mi sexo penetrado y tus manos se apoderan de mis nalgas abiertas, ofrecidas para que tus dedos, impregnados de mis jugos de mujer, invadan lentamente el pequeño orificio dejado al descubierto y ensanchado, ensalzado en rosáceo. 

Mi pelo, desplomado como el guerrero en batalla perdida, acaricia tu espalda atravesada por las puntas candentes de mis pechos… 
Mis piernas tiemblan sobre tus hombros… 
Tu boca se llena del torrente vertido de mi sexo expropiado febrilmente por tu lengua… 
Y tus dedos lubricados horadan la estrechez de la gruta que se esconde entre mis nalgas como la tierra virgen sin arar. 


Derramada sobre ti te regalo los ríos ardientes de mi orgasmo… Tiemblo, con los labios apretados en tu piel… Y retumban mis gemidos en el centrado filo de tu espalda…

12 comentarios:

  1. Lo describis como si fuera una lucha cuerpo a cuerpo, en la que la derrota también es una victoria.
    Visitar tu espacio virtual es como ser un voyeur.
    Besos con intensidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad es eso, una lucha de cuerpo a cuerpo, una lucha tan egoísta como entregada.
      Sé lo que desees ser. Aquí tienes esa libertad y a mí me encanta.
      Besos de Pecado.

      Eliminar
  2. Una cascada de emociones que fluye como ese elixir que sabe a placer.

    Beso dulce Magda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una cascada de gratitud te envío.
      Y esas emociones...

      Besos de Pecado.

      Eliminar
  3. Leerte es viajar (se) cada recoveco que aflora tras la sutileza de tus letras… Es saber (se) sabiendo y sintiendo cada latido que con elegancia y sutileza se abren camino entre tus líneas…

    Un verdadero placer, mi querida amiga…

    Bsoss enormes 😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El placer es mutuo y lo sabes.
      Sentir lo que se escribe aunque no se viva "real" en ese momento pero sí ser un deseo que te penetra la carne.

      Besos de Pecado.

      Eliminar
  4. Enorme... sin palabras. Es realmente una cascada de emociones, como dice Dulce! Me encanta! UN besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí que hayas venido es más que suficiente y te lo agradezco infinitamente.

      Besos de Pecado.

      Eliminar
  5. Sensaciones que sólo saben darse los buenos amantes. Graficas maravillosamente, querida Mag.

    Mil besitos en la noche, corazón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esas sensaciones que te profanan hasta el alma.

      Mil gracias.
      Besos de Pecado.

      Eliminar

Ver y sentir siempre es pecar... Y me encanta que lo hagas.

Bajo esta serpiente que abraza hallarás todas las PECAMINOSAS IMÁGENES que nos concede el Pecado.

Bajo esta serpiente que abraza hallarás todas las PECAMINOSAS IMÁGENES que nos concede el Pecado.
Deja que su Tacto encarne las pupilas de tus ojos.

.

.

Te acercarás despacio a mi espalda para hallarme bajo la sábana...

Te acercarás despacio a mi espalda para hallarme bajo la sábana...

En nombre de ti, de mí y del polvo que somos y en el polvo que echaremos. Amén.

En nombre de ti, de mí y del polvo que somos y en el polvo que echaremos. Amén.

Traza sobre mí arabescos con tus manos y tu lengua...

Traza sobre mí arabescos con tus manos y tu lengua...

Y marcaré sobre tu piel la señal de la putísima mujer.

Y marcaré sobre tu piel la señal de la putísima mujer.

La táctica del Pecado es enredarse hasta hacerte sucumbir.

La táctica del Pecado es enredarse hasta hacerte sucumbir.