Si el placer es Pecado, yo vivo en la Gloria del Infierno.

Pecado es todo aquello prohibidamente placentero:

El Tacto del Pecado

.

.

Quod si vivere in delectatione est Peccātum gloria est infernum.

viernes, 18 de mayo de 2018

Senza tempo...


Vibra Chopin en ese Nocturno op.9 No.2. Cada juego de notas es el paseo de tus dedos sobre mi piel, como partitura invidente donde solo el tacto y el sentido pueden hacer fruto en el deseo. Respiro hondo, evocando un aliento de tu boca con el que envolverme y perderme en el fondo de tu garganta como esclava del sediento. 

Te haces cruz en mi pecho en el instante mismo en el que las notas hacen un baile de guirnaldas y levitan sus huellas en el espasmo que produce el roce de tus labios al principio de mi izada, rubato donde el latido se vuelve vértice… y vórtice en un arabesco que seduce como el viento sobre las arenas o como la espuma de mar al atavío de una caracola o al estropicio de mil sirenas en el borde del acantilado.


Crepitan las ansias del artista, ab libitum, sobre la sinalefa de blancas y negras que devoran mis aristas. Se apasionan al ósculo negro donde el bosque se abre entre los humedales henchidos de gozo, y las mariposas, regias de musgo, exudan su alegría en la complacencia impetuosa de tus manos… 
Y vuelan los pájaros, tus ojos y mis ojos, en el intenso amanecer de este tapiz de carne y aires, de miradas y fuego de palabras hilvanadas desde la comisura de tus besos hasta el frunce profundo de mis entrañas. Se hacen halcones de vuelo sin fin, echando raíces que abren el alma de este intenso momento donde arreciamos como tormenta en el desatino de mil violines sobre la organza de un piano que se alborota y gime atrapado en la cima de mi vientre. 

Suena Chopin en el alabastro de tus dientes, andante sostenuto, arreciando mis pulsiones, donde braman exhaustos los delirios de mi pecho y cabalgan con estigmas tus ansías de cordura. Y en la nota final nos hacemos chaparrón, una brevería en estampida, un ultimátum al desvarío, un senza tempo como espegios mudos, poesía en do mayor, un eco al silencio roto de tu carne profanada en mi carne y en la erección arrebatada de tu sacrificio a mi ofrenda...



23 comentarios:

  1. Siempre me ha gustado esa obra de Chopin, hasta diría una de mis preferidas de él... y con tus letras, alcanza un nivel aún más exquisito, de verdad.

    Besissssssssssssssssss hermosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene un toque perfecto para dibujar la piel y colarse bajo ella.
      Gracias.
      Besos de Pecado :-)

      Eliminar
  2. Toda una sensual sinestesia de sensaciones táctiles y de la inspirada música de Chopin. Intensa conjunción.
    Besos con admiración la música y fascinación por el pecado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el fondo, todos somos sinésticos de alguna manera, solo que reconocemos solo algunas pinceladas.
      Gracias por tus palabras y acercarte un ratito.
      Besos de Pecado.

      Eliminar
  3. Suena Chopin y... surge la magia de tus dedos enlazando palabras y sensaciones que nos hacen volar acompañándonos por las notas de la música,por las imágenes que tú nos vas desgranando a lo largo de todo el relato. Y el resultado siempre es de muchísimo placer, de sentirnos partícipes de lo que nos relatas.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra muchísimo que así lo veas. Las palabras y los sentires evocan, en ocasiones, magia que traspasa el sentido de lo real. Esta pieza y es volar... de las manos o de las suyas.

      Gracias mil.
      Besos de Pecado.

      Eliminar
  4. Arrebatador es tu relato, mi querida Mag. Ha sido como interpretar la obra en palabras dejando las notas para el instrumento... se ha escuchado la partitura al son de tu pluma impoluta y suprema.

    Mil besitos de admiración y muy feliz noche ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Momentos de inspiración que te cogen con la mente abierta y surgen notas que son valores... Así sentí el texto como las notas acompasadas de un sentimiento y de un deseo.

      Feliz tarde.
      Besos de Pecado y gracias.

      Eliminar
  5. Muy potente, a veces no es tan perfecto,mas bien una ranchera a destiempo con regado vino tinto,y gritos conteniendo procacidades,impregnados del olor a guiso del mediodia, intentaremos con Chopin jaja .Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te digo nada si pones de fondo, aunque suene cursi, la canción de Julio Iglesias, "Vous les femmes" pero silbada... Y los astros chocan entre sí :-)
      Cualquier canción, cualquier sonido, puede servir cuando existe la atracción, el deseo, la predisposición... y esa sensación que quema desde dentro.

      :-) :-) Besos de Pecado.

      Eliminar
  6. Seguramente Chopin nunca imaginó su música amparando una escena como la que relatas, pero creo que le hubiera gustado saber como su Nocturno se interpretaba con cuerpos como instrumentos. Muy creativo Magda.

    Beso dulce y dulce fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Dulce.
      Si levantara la cabeza... a saber qué decía... Imagino una ópera. :-) Sería perfecta, ¿no crees?

      Gracias por tu halago.
      Besos de Pecado.

      Eliminar
  7. En tus vibrantes líneas se adivina una vez más como la poesía y la música son íntimas hermanas. Un placer leerte querida Mağ y besos para el finde.
    🎶💕

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy amable. Muchas gracias, Son.
      Realmente cuando sientes, todo fluye de una manera mágica.
      Cuando sientes... sí, pero también cuando te hacen sentir.

      Besos de Pecado.

      Eliminar
  8. Magníficas obras que se fusionan, Chopin y tu Pluma, creando tan sublime interpretación…

    Maravilloso, mi querida Mag… Mi más sincera ovación.

    Un abrazo enorme, y muy feliz día 😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias mil, Gin.
      Tus palabras me llegan de gozo :-)

      Sé feliz.
      Besos de Pecado.

      Eliminar
  9. Hoy suena Chopin entre tus letras, me parece muy original esta entrada, toda una obra de arte, así la veo yo.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por lo que dices.
      Ya he dicho, a veces, las musas acarician de forma muy intensa.

      Besos de Pecado.

      Eliminar
  10. ¿Cómo se puede escribir tan bonito?

    Admiro tus letras y la belleza que creas a tu alrededor.

    Muchos besos, Magade.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :-) .-) Un día que me ha cogido apañada.
      Mil gracias por tus palabras y por pasarte.
      Gracias por disfrutar de mis letras.

      Besos de Pecado.

      Eliminar
    2. Siempre escribes bonito... Un lujo leerte. :)

      Eliminar
  11. Chopin..
    con él he volado o me han hecho volar...
    duermo cada noche con sus melodias. .
    un besazo

    ResponderEliminar
  12. Entonces, me alegra muchísimo haber acertado con esta entrada.
    Realmente , volar a cuatro manos bajo o sobre sus notas es pura magia.

    Besos de Pecado y mil gracias.

    ResponderEliminar

Ver y sentir siempre es pecar... Y me encanta que lo hagas.

.

.

El Beso del Pecado

El Beso del Pecado
La táctica del Pecado es enredarse hasta hacerte sucumbir.