Si el placer es Pecado, yo vivo en la Gloria del Infierno.

Pecado es todo aquello prohibidamente placentero:

El Tacto del Pecado

.

.

Quod si vivere in delectatione est Peccātum gloria est infernum.

jueves, 12 de julio de 2018

Lujuriosa Santidad...

El vaho cubría el espejo. Mi cuerpo se mostraba semidesnudo ante Sus Ojos, envuelto, así, en un halo de lujuriosa vanidad. La erección de mis pechos era tan prominente como la de su sexo. Mi respiración era la calma contraria a Sus pálpitos....y mis dedos eran el pincel que recorrían un paisaje húmedo, tibiamente desbocado sobre anhelos de deseo.

Mis pensamientos eran una cascada de fuego sublevado sobre la carne, resarcidos de miedos y laceraciones, emergiendo sudorosos como estigmas nacientes de sus manos, del principio consentido de quien entiende que ante Él solo un demonio bendecido podría doblegarse. 

Así era mi cuerpo, un demonio doblegado, ungido de voluntad propia, penitente de las caricias ardientes que se zambullían en las entrañas como crucifijo, sacralizando mis aguas, expulsando la oscuridad perversa para encenderme en el altar donde se veneran a los santos y a las vírgenes... 

Percibía Su voz... tenue, ronca, sumergida en una pasión incitada, como un rezo honrando cada uno de mis gestos, exultando mis carnes en una continua espiral de idas y venidas, de emociones conmensuradas, al antojo de Su Señorío. 


5 comentarios:

  1. Exultante!!
    Pincelar el propio placer al son de una tonada... su voz... provocar ese desnudo íntimo y carnal por el simple hecho de ser emoción desbocada para dos.

    Un placer como siempre, mi querida Mag.

    Mil besitos de admiración y feliz tarde ♥

    ResponderEliminar
  2. A su antojo todos los deseos ... esa voz que es mandato
    ese latido que es obediencia, entrega y deseo

    Que me dejas con el suspiro en los labios

    Besos enormes y bella tarde Mag

    ResponderEliminar
  3. Casi un exorcismo pero liberando demonios de placer.

    Beso dulce por aquí también.

    ResponderEliminar
  4. Qué bueno! ese placer compartido desde la mirada, la voz y el tacto de nuestros propios dedos.
    Muy muy sensual.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. El placer siempre está en nosotros mismos. Luego, está la ayuda extra. Y toda cuenta.

    Mil gracias por presentaros y os dejo
    Besos de Pecado.

    ResponderEliminar

Ver y sentir siempre es pecar... Y me encanta que lo hagas.

.

.

El Beso del Pecado

El Beso del Pecado
La táctica del Pecado es enredarse hasta hacerte sucumbir.