Si el placer es Pecado, yo vivo en la Gloria del Infierno.

Pecado es todo aquello prohibidamente placentero:

El Tacto del Pecado

.

.

Quod si vivere in delectatione est Peccātum gloria est infernum.

miércoles, 10 de abril de 2019

Mariposas...

Mis gemidos se vuelven mariposas y se escapan de mi boca como velos ajenos a lo que más allá de estas paredes vive. No hay clemencia cuando es tu boca la que me deshace y me envuelve en hálitos convulsos de placer… 
Y yo… me deshago como estatua de mil suspiros por un solo soplo. 

Me buscas como zahorí en un desierto, y me hallas en medio de un oasis. Agua clara que se escurre en este baile de carnes, de sábanas tan revueltas como excusadas, que se desborda por tus labios mientras tu lengua inflige el castigo debido y se yergue, poderosa, entre la humedad de mis labios.


23 comentarios:

  1. Y yo ...me deshago como estatua de mil suspiros por un solo soplo...que frase más profunda mag...y esque leerte es un no respirar de sentir.
    Besos infinitos preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cómo me hace esas palabras tuyas :-) Sé bienvenida a esta tu casa siempre que desees y espero disfrutes de mis sentires.

      Besos de Pecado.

      Eliminar
  2. Evocador donde los haya, un texto pasional y de lujuria en la boca

    Muy intenso. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Albada :-)
      Lujuria ¡qué bella palabra!

      Besos de Pecado.

      Eliminar
  3. aleteo maravilloso que rompe el silencio entre dos almas
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Y qué bella esta frase que ennoblece el Pecado!

      Besos de Pecado.

      Eliminar
  4. Quien fuera mariposa para narrarlo así de bien :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Quién fuera viento para mecerse en el?

      Besos de Pecado.

      Eliminar
  5. Oh,este me encanta!
    Tal vez al estar escrito de una forma más cotidiana le otorga ese calor especial, el que no tiene adjetivos,sino que se siente,el que sale de la fórmula casi sagrada y de pecado que suelen tener tus poemas. Me encanta este giro,esta sencillez tan erótica.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sé que en ocasiones, el utilizar palabras un poco fuera de lo normal o dar a mis frases giros místicos o muy metafóricos, puede hacer perder al lector, pero me vuelvo "normal" a veces y me sales cositas así que me gusta compartir y disfrutar con todos vosotros.

      Besos de Pecado.

      Eliminar
  6. Mariposas, como en plena primavera revoloteando con las alas del placer. La imagen no la veo, no aparece.

    Beso dulce Mi Estimada Magda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La imagen aparece según el navegador que uses. A mí, aquí, en esta entrada no se me ve, por explorer voy, ya que en crome si se ve pero no me deja comentar con perfil :-(
      Una pena porque es aleatorio, unas veces sale y otras no. No sé el porqué :-(

      Besos de Pecado, Mi Estimado Dulce.

      Eliminar
  7. Esas mariposas que en pleno aleteo
    despliegan sus alas de deseo para volar

    Muy erotico y bello

    Besos enormes Mag

    .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Precious. Esas mariposas son vida, y placer.
      Besos de Pecado.

      Eliminar
  8. Un candente revoloteo de latidos que convergen en esa danza sublime de carne y alma…

    Elegante y exquisito instante… Leerte es, siempre, un deleite...

    Abrazos muchos, y muy feliz tarde, mi querida Mag 💙

    ResponderEliminar
  9. la lengua es un músculo, se puede relajar y tensar a voluntad. y no sólo para hablar o para comer... ;)
    las mariposas tienen un vuelo imprevisible y errático... como las emociones en el amor.
    besos!

    ResponderEliminar
  10. Aleteo esplendoroso que lleva lejos todo el sentir que provoca tal vuelo.

    MIl besitos que te lleguen con cariño, Mag. y feliz noche ♥

    ResponderEliminar
  11. Labios que se encuentran
    mientras unos procuran humedades...
    y los otros las generan...

    (ay... qué sed da leerte ;-) )

    ResponderEliminar
  12. Hola Mag,
    !Qué sofisticadas y apasionadas mariposas!
    Encantador texto, sensual muy romántico. Una hermosa alusión a la pasión.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. !Ay las mariposas del amor y la pasión!
    Y pasa que en esa face se segrega adrenalina por doquier. Que precioso micro, Mag. Me maravillan tus letras apasionadas y tan románticas.
    Abrazo

    ResponderEliminar
  14. Poema lindo... que me hace falta venir acá...
    Un gran abrazo!

    ResponderEliminar
  15. Te echo de menos preciosa, espero te encuentres mejor.

    Un beso enorme y cuidate mucho.

    ResponderEliminar

  16. Hermosos versos, como una oda a la pasión. Adoro lo que escribes es tan hermoso,
    Es un placer leer tu lírica.
    Abrazo!

    ResponderEliminar

Ver y sentir siempre es pecar... Y me encanta que lo hagas.

.

.

El Sexto Mandamiento...

Este blog puede ser un atentado contra el Sexto Mandamiento, aquel que nos han inculcado en la tarea de no cometer actos impuros, es decir, aquello que es diferente del disfrute, en este caso, de la carne sin obviar el respeto por nuestra mente y por nuestro cuerpo. Aquí vengo a reflejar la fantasía o la realidad de una mente, de un cuerpo y de un alma que no se reprimen.

Soy condescendiente en pensamientos, deseos, caricias íntimas y entregas del cuerpo, y lo que es más importante, del alma a algo llamado Pecado. Una religión confesa de la que muchos reniegan pero que nadie es ajeno. Lo que unos llaman Pecado, yo lo llamo Libertad de Elección.

Dicen que el mayor de los Pecados es la Lujuria, el origen de todos los demás. De pensamiento, palabra u obra, y un ansia desmedida por la satisfacción sexual más allá de la carne, del placer por el placer, del Deseo de Entrega, de la capacidad de Ser…

Y ahora que ya lo sabes, eres digno o digna de pecar porque se te otorgó la capacidad del Libre Albedrío, el que llevó a los demonios a huir de un paraíso donde eran sometidos, el que llevó a los ángeles a revelarse y el que llevó al Hombre al Placer.
Amén.

El Beso del Pecado

El Beso del Pecado
La táctica del Pecado es enredarse hasta hacerte sucumbir.

Si piensas seguirme... Quédate y confirma que eres parte del Pecado. Mi Tacto te lo agradece.