Si el placer es Pecado, yo vivo en la Gloria del Infierno.

Pecado es todo aquello prohibidamente placentero:

El Tacto del Pecado

.

.

Quod si vivere in delectatione est Peccātum gloria est infernum.

domingo, 18 de marzo de 2018

Rendición...

de mis ángeles ante tus demonios


Me viene el estallido de tu boca a romperme las salivas, a estrellarse de indecencia profanando mis canales. Ni mis dientes pueden frenar la fuerza con la que me atrapas en la enredadera de tu lengua. Ni escaparme puedo de los látigos de tus brazos que me escoran y me asaltan. Y tus manos, ¿qué digo de tus manos si parecen bestias hambrientas de mi carne y sedientas de mi aguas? Y tus dedos... arpones atravesando mi piel, deshaciéndome en lamentos de placer, donde ya no tengo más aire que tu aire, ni más mirada que el abismo del deseo rescatado de tu cuerpo. 

Y en esta batalla, donde todos tus demonios la toman con mis ángeles, los vapulean, los humillan y se ríen de ellos quemándoles las alas y abriéndolos en canal, dejando al descubierto la vulnerabilidad de su dios..., te impones legión sin medidas ni reservas, sin contemplaciones. 

image

Tan salvaje es tu osadía que ni clemencia me otorgas, y me llenas de la sangre blanca que borbotea de tus entrañas como huestes resurgentes en mi boca, desbocadas en perfecta dicotomía: O dentro o fuera… Pero nada queda al derroche y tus dedos se afanan, con ímpetu delincuente, a usurpar la capa de mi piel donde se delatan… Y aún así, en un último escarceo, tus demonios y tu sangre, mis babas y tus dedos, (de nuevo tus dedos) y la constante agonía de mi lengua partida por mi aliento se abocan al infinito de mi cuello donde reverberan... mi hambre y tu exceso, mis efluvios, atragantados e imprecados, y la soberbia consentida y oportuna de tu desafío...


10 comentarios:

  1. Wuuauu bestialmente carnal, apasionada y lujuriosa esta entrada, con una fuerza salvaje, me ha encantado.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  2. Esta rendición es la confesión más pura que puede haber entre ángeles y demonios... ambos encontrados en el mismo altar donde no hay límite ni tierra prometida... sólo el deseo mutuo.

    Mil besitos mi querida Mag y muy feliz tarde.

    ResponderEliminar
  3. qué brutal, es puro fuego, puro deseo.. madre mía.
    Un besazo..

    ResponderEliminar
  4. Al igual que Maria.. va un Guauuu y muy meritorio, por cierto !
    Pleno de ese preciado encanto que se embellecen aun mas con tus ardientes palabras.

    Besitossss, amiga.

    ResponderEliminar
  5. La última imagen es totalmente gráfica para tu relato, un enfrentamiento completamente entre legiones con el estandarte del placer.

    Beso dulce y dulce semana Mi Estimada Magda.

    ResponderEliminar
  6. Confieso que soy un pecador, cuya mente contiene visualizaciones lujuriosas. Mente que pensó que sentido podía tener la palabra rendición.
    Por alguna razón, alguna asociación de ideas, que fue la misma clase de rendición de Helena de Esparta ante Paris, de Afrodita. Como diosas que se entregan a mortales.
    Los que describís parece más allá de lo que las palabras expresar. Y sin embargo, logras que las palabras parezcan tan candentes como si fueran lo que describen.

    Que intensa esa lucha tan especial de angeles y de demonios.
    Besos con fascinación por el pecado.

    ResponderEliminar
  7. Que pasional tu entrada de hoy, que siga fluyendo la miel que alimenta
    my bello siempre Mag

    Besitos grandes

    ResponderEliminar
  8. En la vida todo ha de ser pasión y, en ocasiones, desbordarse. Ser canallas en pos de ese disfrute mutuo, revelarse y sentirse, vibrar intensamente...

    Millones de gracias por vuestra presencia y compañía.
    Besos de Pecado.

    ResponderEliminar
  9. Puro, intenso y sin contemplaciones. Así, desde esa esencia dura y carnal de entrega y desafíos…

    Un placer, mi querida Mag…

    Bsoss enormes, y muy feliz día 😘

    ResponderEliminar
  10. Batalla carnal y pasional que desata el deseo y marca la piel y el al alma hasta la extenuación de los sentidos.
    Un placer disfrutar de la belleza y sensualidad de tus letras.

    Buen fin de semana.

    Besos

    Lunna.

    ResponderEliminar

Ver y sentir siempre es pecar... Y me encanta que lo hagas.

.

.

El Beso del Pecado

El Beso del Pecado
La táctica del Pecado es enredarse hasta hacerte sucumbir.