Si el placer es Pecado, yo vivo en la Gloria del Infierno.

Pecado es todo aquello prohibidamente placentero:

El Tacto del Pecado

.

.

Quod si vivere in delectatione est Peccātum gloria est infernum.

domingo, 6 de mayo de 2018

Bendita Tu Ramera...

Nuestras salivas fluyeron sobre la lengua del otro y tus caderas empezaron a subir y bajar con más ritmo, con más fuerza, con más intensidad… Entrabas fácilmente… O era yo quién se aventuraba a tenerte fuera. Mis fluidos se expandían por mis cauces más oscuros, disfrutando del roce de tu verga al abrigo de mi entrepierna. Y… sorprendiéndote, la abrazaba desde lo más profundo de mi caliente y húmedo coño. Mis caderas subían, las tuyas bajaban en una armonía perfecta, a una velocidad adecuada, más rápida que lenta al final como el fruto del ansia ante el hambre y la sed.


Tus manos se agarraron a mis pechos y te lanzaste sobre uno de mis pezones. Jugaste primero como el cachorro que mide. Lamiste con la delicadez de quien degusta un manjar. Mamaste. Arañaste. Retorciste. Mordiste… y reptaste hasta el infinito de mis centros, alimentándote de mí, jugando a enredarte con tu lengua entre los pliegues de mi piel, a volverme loca en una danza donde mi espalda era el arco de triunfo y mis dedos las arpías que buscaban tu piel, llenándome de los que precisabas para bombear en mi interior, para sacar todo mi jugo y derramar el tuyo… como quien descorcha una botella del mejor vino sin importarle más que el hecho de paladearlo y quedarse con el regusto que le haga recordar y desear. 


Te atrapé entre mis piernas. Te hice esclavo de mi deseo en la libertad del tuyo. Quería tenerte en mí, hacerte sentir mi Dueño Absoluto, sucumbir al delirio supremo del sabor, del olor… de la carne. Y sé que te gusta que sea así: una perversa leona que juega contigo a dulce gatita, una hembra que pierde las vergüenzas, y, desinhibida, indecente… se revela de tú a tú, siendo bendita Tu Ramera. 

16 comentarios:

  1. ¿Puede haber algo mejor que ser la Ramera de quien provoca y mueve tus mareas?
    Él, tu Dueño... Tú, su Ramera...
    Él, Señor... Tú, Magdalena...

    Besisssssssssssssssss de domingo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Almi.
      Cuando existe complicidad confianza y respeto, estas palabras cobran un color especial donde se vuelven Verbo.

      Gracias por las palabras.
      Besos de Pecado.

      Eliminar
  2. Un título muy atrayente, está claro que sabés usar las palabras. Parece que pertenecen a tus dominios, que tenés poder sobre ellas.

    Tal vez sea absurdo, pero recordé a una historieta de Superman, en que Loise Lane es llamada la ramera del alienigena, por un villano. Viendo de tu óptica, ´podría ser un involuntario elogio.

    Es tu prosa es algo intenso, una descripción del deseo, de seducción, de pecado amoroso. De una mujer que se entrega, sin reservas, para convertirse en la que domina. En una forma irresistible.

    Besos con fascinación por el pecado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Pecado, cuando es bendecido con amor y pasión, deja de serlo para convertirse en algo sacro.

      Gracias siempre.
      Besos de Pecado.

      Eliminar
  3. Una spinta erotica che desta le nostre sensazioni più profonde
    per colui che ci fa perdere il nostro senso del pudore.
    Bellissimo questo pensiero, nell'eros tanta energia creativa. Un abbraccio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Grazzie, Angelblu :-)
      La pasión es la que, desbordada, nos hace (A)sentir de este modo.

      Besos de Pecado.

      Eliminar
  4. Estoy absolutamente de acuerdo con el comentario de Alma! Qué puede haber más erótico,sensual y caliente? Ese eterno juego de pertenecer, de dominar y ser dominada, de desear y ser deseada con avaricia,con adoración.
    Es bellísimo tu relato Maga... siempre logras que sea diferente!
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dejarse dominar, en realidad, es una forma de dominación... en este caso es mutua y en ello se disfruta.

      Gracias por tus palabras.
      Besos de Pecado.

      Eliminar
  5. Una potente expresión de esas que en mi parecer, solo encuentran sustento en el placer y sentir más álgido que todo lo permite y nada lo priva.

    Beso dulce Magda y dulce semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Mi Estimado Dulce, en ese consenso todo tiene otro valor, más intenso, más real, más humano...

      Gracias infinitas.
      Besos de Pecado.

      Eliminar
  6. Que intensidad en tus letras Mag, erotismo donde todo se eleva

    Besitos enormes y feliz dia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Cory.
      La pasión, el deseo, el amor... la sangre... todo suma.

      Besos de Pecado.

      Eliminar
  7. Intenso y ferviente… Un magnífico clamor, puro y duro, sin dobleces, así como se siente y se vive el deseo de saberse en el otro; entrega, pertenencia… Sublime…

    Un verdadero placer, mi querida Mag…

    Bsoss y abrazos enormes, y muy feliz semana 😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí solo cabe doblegarse al amor y a la pasión, sin más, con el pecho abierto y el alma en las entrañas.

      Besos de Pecado y mil gracias.

      Eliminar
  8. Son esos momentos donde no hay retroceso... donde todo es in crecendo en pos de los dos, en pos de un deseo que se vuelve fiera hasta que emana y en candente cascada va firmando los cuerpos.

    El erotismo en su más álgido y bello momento.

    Mil besitos de admiración, mi querida Mag, y muy feliz inicio de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es como convertirse en canibal de los deseos más exacerbados y sí, efectivamente, en pos de ambos que se comen con el mismo apetito.
      Gracias mil y Besos de Pecado.

      Eliminar

Ver y sentir siempre es pecar... Y me encanta que lo hagas.

.

.

El Beso del Pecado

El Beso del Pecado
La táctica del Pecado es enredarse hasta hacerte sucumbir.